Chilpancingo. El repunte de la violencia en la ciudad es resultado de la falta de “estrategia y planeación” de la Policía Federal, que sólo pasean por las calles y no opera los tres cinturones de seguridad que propuso la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en Chilpancingo, denunció su presidente Adrián Alarcón Ríos.

Dijo que la Coparmex buscará que los 25 millones de pesos asignados para prevención del delito en Chilpancingo, sean utilizados para crear módulos de seguridad y estímulos económicos para los mejores policías, porque nunca se ha manejado con trasparencia y lo asignado en 2014 y 2015 se desconoce en qué se gastó.

Criticó que los federales no estén llevando a cabo la estrategia de seguridad que pactaron, la cual consistían en la operación de tres cinturones de seguridad en la ciudad.

“No están operando lo que se les dijo y aceptaron. Los tres cinturones de seguridad no están funcionando como lo planearon. Hubo policías federales y municipales que visitaron a los comerciantes, los invitaron a denunciar, pero nos duró poco el gusto, este fin de semana ya no los vivimos. Fueron llamarada de petate”, dijo.

Consultado vía telefónica esta mañana, informó que empresarios aglutinados en la Coparmex y la Canaco, sostuvieron ayer una reunión privado en la 35 zona militar con el general Raúl Gámez Segovia, responsable de coordinar a los militares y policías que operan en la capital.

En la reunión acordaron que será el próximo 30 cuando el gobernador Héctor Astudillo Flores instale las mesas de Seguridad y Justicia, integradas por todos los mandos de seguridad estatal y nacional. Asimismo, por 37 organizaciones sociales y empresariales de Chilpancingo.

Dentro de las corporaciones de seguridad nacional que participarán se encuentran: la Procuraduría General de la República (PGR) el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), la Comisión Nacional de Seguridad (CNS), el Ejército y la Policía Federal (PF).

Ahí se dará el banderazo de inicio de la operación de los tres cinturones de seguridad, “ellos están pensando (los policías) que no hemos echando andar los tres cinturones”.

Explicó que estarán integrado por 600 policías; el tercer cinturón estará conformado en el centro de la ciudad y los cinco barrios tradicionales y será vigilado por los 115 preventivos y estatales.

El primero y segundo cinturón lo integrarán colonias de la periferia y será vigilada por militares y federales. Con dicha medida se busca asignar áreas de responsabilidad, evaluar a las corporaciones y deslindar responsabilidades.

Alarcón Ríos manifestó que buscarán que los 25 millones de pesos destinados para el municipio en prevención del delito “sean en su totalidad para construir módulos de seguridad. Para los elementos que cumplan con su deber se les haga entrega de estímulo económico”.

Este lunes el subsecretario de Prevención del Delito y Participación Ciudadana de la Secretaría de Gobernación (Segob), Alberto Begné Guerra, en una reunión con el alcalde Marco Antonio Leyva Mena, anunció los recursos para este año.

Se desconoce en qué y cómo se gastan los fondos y lo destinado en 2014 y 2015 “simplemente no aparece. No se sabe si se lo gasto Mario Moreno Arcos (alcalde 2012-2015), el exgobernador Ángel Aguirre Rivero o Rogelio Ortega Martínez”, dijo Alarcón Ríos.