México.- De 600 detenidos por su presunta participación en huachicoleo, únicamente se ha podido mantener en proceso a 60 debido a que la ley es “muy blanda” y “laxa”, aseguró el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En su mensaje a medios matutino, el mandatario urgió a legisladores a aprobar la reforma para convertir este delito en grave y sin derecho a fianza.

“Hoy en la mañana se nos informó que el número de detenidos a partir que se inició este proceso, han habido alrededor de 600 detenidos, por la situación legal que es muy laxa, muy blanda.

"Por eso aprovecho para hacer el llamado a los legisladores a que ya aprueben las reformas porque solo se han podido mantener 60 personas, todos los demás están libres”, expuso.

Dijo que hay alrededor de 200 investigaciones en proceso; sin embargo, insistió en que poco valen los esfuerzos si no se castiga a los responsables.

Comentó que, por el momento, no tiene reporte de la toma clandestina detectada esta mañana en la alcaldía Gustavo A. Madero, pero mañana informará sobre el tema.

El Presidente explicó que hay gran avance en el abasto de gasolinas en Jalisco, mientras que en Querétaro ya se normalizó y se sigue trabajando en Guanajuato y Nuevo León; asimismo, anunció que hoy comenzarán a  operar las pipas adquiridas en Estados Unidos. 

"Ya se avanzó mucho en Jalisco, ya se resolvió en Querétaro, nos falta terminar de resolver en Guanajuato, tenemos todavía algún problema en Nuevo León y desde hoy empiezan a mover combustible las nuevas pipas", dijo.

Recordó que el 21 de febrero, al cumplirse dos meses del arranque del plan nacional contra el robo de combustible presentará un informe integral de todos los logros.