Ciudad de México.- El gobernador de Baja California, Jaime Bonilla Valdez ordenó pintar la tubería que conduce agua desde el Río Colorado hasta Tijuana para cumplir una petición del presidente Andrés Manuel López Obrador.

El acueducto que atraviesa la montaña de La Rumorosa, en Tecate, era de color azul, pero ahora será café pues hace dos meses el presidente pidió al gobernador que se pintaran los tubos del mismo color de las piedras y borrar los colores de otras administraciones.

“Hicieron un acueducto hace 20 años para llevar agua de Mexicali a Tijuana por La Rumorosa, los tubos pintados de azul, llegaba un partido al gobierno y las escuelas, las bardas, todos los edificios públicos, los palacios, no hacía falta preguntar qué partido gobernaba.

“Bastaba ver cómo estaba pintado un palacio, rojo, amarillo o azul, ahora yo le sugerí al Gobernador de Baja California ‘pinta el acueducto del color de las piedras’, a lo mejor no te va a costar mucho y sirve para darle mantenimiento”, dijo López Obrador el pasado 22 de abril.

Dos meses después, Salomón Faz Apodaca, titular de la Secretaría para el Manejo, Saneamiento y Protección del Agua, cumplió la indicación del presidente.

“Con un color amigable con el medio ambiente a base de poliuretano, mismo que es resistente a la intemperie, abrasión y sustancias químicas, esto con la intensión de disminuir la contaminación visual en la zona desértica de Baja California”, detalló el funcionario en un comunicado.

Pero el cambio de color contraviene la Norma Oficial 06-STPS-2008, que señala que con el fin de identificar riesgos por fluidos conducidos en tuberías, se establecen colores específicos para los conductos de dichos líquidos.