Agencias.- Pero ¿por qué en Italia se están reportando tantos casos mortales de Coronavirus? Y, ¿cómo se explica que la tasa de mortandad sea tan alta en este país europeo en comparación con otros lugares del mundo?

Para explicar el alto número de muertes, las autoridades sanitarias de ese país han insistido en que la mayoría de los casos corresponde a personas mayores -entre 80 y 90 años- que ya sufrían problemas graves de salud.

Aunque no hay una sola respuesta, lo anterior ha llevado a algunos expertos a concluir que la alta tasa de mortalidad por coronavirus en Italia tiene relación con que este país cuenta con una de las poblaciones con más personas mayores de Europa.

Según el Instituto Nacional de Estadísticas italiano (Istat), en Italia existen casi 14 millones de personas mayores de 65 años, lo que representa alrededor del 22% de la población. La edad media, en tanto, es de 45.7 años.

En Estados Unidos, por ejemplo, la edad promedio es de 38.3 años, según la Organización de Naciones Unidas (ONU).

De acuerdo con el Centro Chino para el Control y la Prevención de enfermedades, las personas de 80 años o más tienen un 14.8% de riesgo de morir si desarrollan covid-19.

Sin embargo, hay quienes no creen que la edad de la población de Italia sea un factor clave en el alto número de muertes en ese país. Es el caso del profesor de Epidemiología de la Universidad de Hong Kong, Benjamin Cowling.

"Debemos tener muchísimo cuidado con hacer comparaciones entre países porque mucho tiene que ver con la cantidad de control y pruebas que se están haciendo en esos países, más que con otros factores", dice.

"El número de casos", agrega, "no necesariamente nos dice qué país tiene más infecciones. Solo nos dice qué país está haciendo más pruebas. Cuantas más pruebas se realicen, más casos se encontrarán. Por lo mismo, no creo que la razón principal de las muertes en Italia sea su población de adultos mayores".

El caso de Corea del Sur

Como ejemplo de lo anterior, Cowling compara la situación entre Italia y Corea del Sur. En este último país, ha habido alrededor de 60 muertes de entre los casi 8 mil casos detectados (bastante por debajo de las más de mil muertes de Italia).

“Corea del Sur ha estado controlando a 10 mil personas por día y, en consecuencia, muchas de las personas que dieron positivo tenían síntomas leves. No sé la cantidad de gente a la que se le están haciendo pruebas en Italia, pero me imagino que no se acerca a los 10 mil por día", explica.

"Italia está enfocando sus tests en las personas que ya están bastante enfermas en el hospital, por lo tanto la mayoría de estos casos son graves y el riesgo de muerte es bastante alto. Pero si estuvieran controlando a la comunidad en general, incluso a aquellos con síntomas leves, encontrarían muchos más casos y la gravedad sería muchísimo más baja", asegura.

El académico dice que el hecho de que los contagios graves correspondan a personas mayores es porque ese es el grupo al que más pruebas se le han hecho.

"Pero estoy seguro de que hay muchos jóvenes infectados en Italia que no han sido diagnosticados", señala.

Colapso de hospitales

Por otro lado, el académico afirma que uno de los problemas en Italia ha sido que no se contabilizaronni controlaron a tiempo los casos.

“Corea del Sur está intentando hacer pruebas a la mayor cantidad de gente posible, incluso quienes tienen síntomas leves, para aislarlas y que así no transmitan infecciones a la comunidad. Pero en el caso de Italia, eso ya no es posible, es demasiado tarde porque hay muchas infecciones y muchas de ellas que no se saben", dice.

Esto generó un problema de colapso en los hospitales. No hay médicos suficientes ni espacio en las unidades de cuidados intensivos. En muchos casos, tampoco quedan respiradores disponibles ni el equipamiento necesario para combatir el brote.

En consecuencia, muchos enfermos graves no han recibido la atención necesaria.

Así lo han hecho saber las propias autoridades italianas. Incluso, el presidente de Lombardía, Attilio Fontana, señaló que la región está pidiendo a los médicos y enfermeras retirados que regresen a trabajar.

Además, la Protección Civil Nacional Italiana ha instalado carpas frente a los hospitales para dar cabida a posibles pacientes con coronavirus.

Al respecto, Cowling reconoce que Italia tiene su sistema de salud "bajo presión", lo que podría ser un factor importante que explique la alta tasa de mortalidad.

"Los hospitales están muy ocupados y no hay suficientes médicos y enfermeras. Por lo mismo, es más difícil prestar atención a cada paciente. Y ese será un problema que afectará a muchos países, el no tener equipos, medicamentes y médicos suficientes", señala.

Si bien reconoce que la situación de Italia es "preocupante", Cowling apunta que, de aquí a unas tres semanas más, otros países europeos posiblemente enfrentarán un panorama similar.

"En términos de propagación de la infección, creo que en Italia el contagio no es mucho mayor al de otros países europeos. Es que simplemente Italia fue el primero", indica.