Ciudad de México.- La fracción parlamentaria del PRI en el Congreso de Tabasco repudió mediante un comunicado la noche de este miércoles 20, el abuso de autoridad y la violación al debido proceso, cometidos por agentes de la Secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana del Estado, en contra del diputado Carlos Mario Ramos Hernández, declarado independiente, por repartir pollos a familias de escasos recursos.

En el comunicado, los legisladores exigen al Secretario de Seguridad y de Protección Ciudadana que inicie un procedimiento administrativo para sancionar a quienes actuaron con abuso de autoridad y detuvieron ilegalmente al legislador Carlos Mario Ramos Hernández.

Por su parte, el diputado Ramos Hernández dijo la mañana de este jueves 21 en el noticiero radiofónico Telereportaje que fue detenido después de recoger los pollos congelados, con sopa y condimento, en la Colonia Las Gaviotas para entregarlos a familias afectadas por las medidas de aislamiento social derivadas del COVID-19 de las colonias Compuerta, Constitución y Armenia.

Aproximadamente 40 elementos policiacos, transportados en más de diez patrullas y una motocicleta, interceptaron y detuvieron a uno de los vehículos en los que los auxiliares del diputado trasladaban los pollos y subido a una grúa, “como si fueran a aprehender a unos criminales”.

El motivo que argumentaron los agentes policiacos fue que el vehículo en que trasladaban “los pollos” había golpeado a una patrulla cuando en el video se ve lo contrario, que la patrulla golpeó al vehículo cuando estaba estacionado.

La reclamación del diputado de la ilegal detención y la explicación de que los pollos se echarían a perder fue ignorada por los agentes policiacos que trasladaron el vehículo a las instalaciones de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana.

Ante esta acción policiaca, Ramos Hernández siguió a la grúa y al llegar a un retén ubicado por la zona Cicom de Villahermosa fue retenido porque iban tres en la cabina del vehículo.

-Esa fue la instrucción que nos dio el agente policiaco para trasladarnos a las instalaciones de Seguridad Pública -explicó el diputado.

-No hay problema, déjalos pasar –gritó el agente policiaco que llevaba el convoy de la grúa con el vehículo.

En ese momento de la discusión uno de los policías gritó:

-¡Diputado, vaya a chingar a su madre!

Ramos Hernández bajó del vehículo para reclamar el insulto al agente, quien en respuesta le dijo.

-¡Retírese o lo mando detener!

En esa discusión, dos policías llegaron para poner las esposas a él, a la señora Yadira conductora del vehículo, a la hija de la señora y hasta “un mirón”.

-Me subieron como iguana, como puerco –dijo el diputado que fue conducido al Área Jurídica de Seguridad Pública donde preguntó el motivo de su detención.

-No sabemos, no le puedo decir –le contestaron.