Villahermosa, Tabasco.- “Tabasco está lejos de un colapso hospitalario, pero no puede confiarse, aseguró en entrevista la mañana de este viernes el gobernador Adán López Hernández, durante la supervisión que hizo el director General de IMSS, Zoé Robledo Aburto, al Hospital General de Zona No. 46 ´Dr. Bartolomé Reynés Berezaluce´, ubicado en Villahermosa.

López Hernández anunció que en tres semanas ese hospital del IMSS abrirá un nuevo pabellón con 60 camas y que en el transcurso de esta semana llegaron 16 ventiladores.

"Por eso estamos trabajando de manera conjunta (con el IMSS) para garantizar que haya capacidad hospitalaria y atención a todos, estamos lejos de un colapso, pero no podemos confiarnos”, indicó el Gobernador.

López Hernández explicó que el reporte de la Secretaría de Salud federal, donde Tabasco aparece con una ocupación alta de camas generales es porque en el reporte diario se incluye la hospitalización privada.

Dio el ejemplo de un hospital de Paseo Tabasco que tiene 12 camas de hospitalización, pero las 12 estaban ocupadas el día de ayer (jueves), entonces su disponibilidad es cero y todo eso se suma al porcentaje estatal. Hay otro hospital privado que tiene cuatro camas de hospitalización, tenía las cuatro ocupadas, entonces también tiene cero de disponibilidad”, expuso.

“El Juan Graham, de 159 camas, ayer (jueves) tenía 130 ocupadas, había una disponibilidad de 29 camas, más las que son como 65 con ventiladores", comentó.

En este sentido, el 7 de julio, la secretaria de Salud, Silvia Roldán informó que aumentará 20% la capacidad de hospitalización en la entidad, pasando de 750 a 900 camas para atender a pacientes Covid-19.

En aquella ocasión, la titular de Salud también rechazó que el sistema hospitalario del Estado se encuentre en riesgo de colapsar y aseveró que las instituciones duplican esfuerzos con la reconversión de espacios para atender a las personas que requieren ser internadas por presentar sintomatología asociada con el coronavirus.