Acapulco, Guerrero.- La violencia que asola al estado de Guerrero ha dejado el cierre de 200 tortillerías en la región de la Tierra Caliente, y en particular a los municipios de San Miguel Totolapan, Tlapa –región Montaña y Chilapa, en zona Centro, informó Arcadio Castro Santos, presidente de la Masa y la Tortilla.

Según el empresario, en el caso de Acapulco el panorama "ha mejorado", pues se ha reducido los cobros de piso y extorsión, además que ya no se ha registrado asesinatos de trabajadores de la masa y la tortilla.

Esa declaración contrasta con la realidad, el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal informó hoy que el puerto de Acapulco es la segunda ciudad más violenta del mundo con una tasa de 113.24 homicidios por cada 100 mil habitantes.

"En la zona de Tierra Caliente, un poquito menos que en Chilapa y Tlapa donde repuntó la violencia por ejemplo, si hablamos de aquella zona yo creo que han cerrado aproximadamente unas 200 tortillerías".

"En Acapulco ha mejorado en cuestiones de seguridad gracias a las estrategias de seguridad y que ya no hemos tenido homicidios de industriales de la masa y la tortilla, las extorsiones y cobros de piso han bajado, si están cobrando pero ya es mínimo", dijo en entrevista, tras haber acudido a la toma de protesta del rector de la Universidad Autónoma de Guerrero, Javier Saldaña.

Arcadio justificó que siete tortillerías que han cerrado en Acapulco es porque sus dueños y trabajadores no se quieren modernizar para adquirir insumos y materiales.

"En Acapulco en cuestiones de seguridad se ha avanzado. Ya no nos molestan mucho con el cobro de derecho a piso, son mínimos los lugares donde cobran", apuntó.