México.-Sin duda Porfirio Díaz es un personaje controvertido, no sólo ha nivel político, también en su vida personal. Su mandato es visto por algunos como una dictadura, mientras que para otros es reivindicado como un héroe modernizador del país. Sin embargo, sus casi 33 años en el poder no los pasó solo, ya que durante dicho periodo presentó a dos primeras damas. Te contamos la vida de la primera de ellas.

Delfina Ortega Díaz fue la sobrina y también esposa de Porfirio Díaz. Su primer matrimonio estuvo marcado por la polémica debido a que fue una relación incestuosa. Delfina nació en Oaxaca en 1845, fruto de una relación extramarital de su madre Victoria Díaz y el médico Manuel Ortega; uno de los científicos más importantes de Oaxaca. A su vez, su madre era hermana de Porfirio Díaz.

Sin duda Porfirio Díaz es un personaje controvertido, no sólo ha nivel político, también en su vida personal. Su mandato es visto por algunos como una dictadura, mientras que para otros es reivindicado como un héroe modernizador del país. Sin embargo, sus casi 33 años en el poder no los pasó solo, ya que durante dicho periodo presentó a dos primeras damas. Te contamos la vida de la primera de ellas.

Delfina Ortega Díaz fue la sobrina y también esposa de Porfirio Díaz. Su primer matrimonio estuvo marcado por la polémica debido a que fue una relación incestuosa. Delfina nació en Oaxaca en 1845, fruto de una relación extramarital de su madre Victoria Díaz y el médico Manuel Ortega; uno de los científicos más importantes de Oaxaca. A su vez, su madre era hermana de Porfirio Díaz.

Debido a que Manuel Ortega se encontraba comprometido al momento de la concepción de Delfina, decidió no reconocerla. Por su parte, Victoria Díaz optó por abandonarla frente a la casa de Tomás Ojeda, quien sería su padrino. Como consecuencia, Delfina fue bautizada como “hija de padres incógnitos” en la catedral de Oaxaca.

Aún así, Delfina se crió junto a su madre en el «Solar del Toronjo», donde ayudaba a su abuela Petrona Díaz en las labores domésticas; además fueron las mujeres de su casa quienes alfabetizaron a Defina y le enseñaron el oficio de la costura. Cuando “Fina” quedó huérfana de madre a los 11 años, su tía Nicolasa Díaz se hizo cargo de ella.


Fuente original: México Desconocido