En mayo el Juzgado Tercero de Distrito con sede en el Estado de México concedió un amparo al hermano del ex gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero; Carlos Mateo Aguirre Rivero, para ser trasladado del penal de máxima seguridad del Altiplano, en el Estado de México, al Reclusorio Sur de la Ciudad de México en dónde, trascendió, continúa detenido por el desvío de alrededor de 289 millones de pesos destinados, originalmente, para el desarrollo de obras sociales en el estado.

El pasado 10 de mayo, Mateo Aguirre presentó un amparo ante el juzgado federal en contra de las autoridades del penal de máxima seguridad del Altiplano en el que argumentaba “omisión para atender peticiones médicas”, de acuerdo con una versión pública del Expediente 666/2015, que se consultó en el sitio de internet del Consejo de la Judicatura Federal.

Ese amparo habría sido rechazado, por lo que Carlos Mateo Aguirre presentó un nuevo amparo, está vez ante el Juzgado Segundo, con sede en el Estado de México, el cuál se declaró aceptado el pasado 18 de mayo y desechado de manera formal por el órgano jurisdiccional el pasado 21 de julio, de acuerdo con una versión pública del expediente 700/2015.

No obstante, el domingo trascendió que, el también ex delegado de la Secretaría de Transportes en el estado de Morelos, se encontraba en el hospital del penal capitalino, y que se halla en esta cárcel desde hace aproximadamente un mes.