Chilpancingo, Guerrero.- El Comité Ejecutivo Estatal (CEE) del PRD rechazó reformar los estatutos del partido con la finalidad de lograr una alianza con el PRI, en el próximo proceso electoral 2021, como lo propuso el dirigente nacional, Ángel Ávila Romero.

En un pronunciamiento, el PRD dijo que no acepta ir en alianza "con nuestro adversario histórico" aunque en el Congreso local la bancada perredista y el PRI han hecho un frente contra Morena desde el inicio de la legislatura.

El PRD consideró que ir en alianza con el PRI en 2021 implica reconocer "que no podemos construir una propuesta viable para el desarrollo del país distinta a la actual".

"Desde siempre, nuestro instituto político se ha caracterizado por presentar propuestas claras y contundentes que responden a la realidad y abonan a la construcción de un verdadero proyecto de nación", indica el pronunciamiento.

"Seguiremos caminando de la mano de la ciudadanía, convocándolos para ser parte de este gran proyecto, bajo los principios, bases y valores del PRD".

El CEE sostuvo que ante el nuevo escenario político, el PRD tiene un papel fundamental como partido de izquierda que reivindica las libertades democráticas, rechaza el autoritarismo, y la pretensión de imponer de manera unilateral, una visión de país.

Reconoció que, con la llegada del presidente Andrés Manuel López Obrador al Gobierno Federal, el país transitó hacia un modelo de gobierno más cercano a la gente.

Sin embargo, la concentración excesiva de poder, así como el sinnúmero de desaciertos en la conducción económica y su visión excluyente del desarrollo del país, "le han llevado a cometer graves errores que ponen en riesgo nuestra viabilidad como nación".

"Los escenarios cambian, los errores se pagan, la legitimidad se erosiona, el poder que se tiene como referencia a sí mismo se corrompe y los resultados no llegan. Nos hemos convertido en un país sin rumbo fijo, en donde los mexicanos desconocemos hacia donde nos dirigimos como nación".

De acuerdo con los perredistas, en el último proceso de afiliación quedó demostrado que aún son una fuerza política nacional
y se encuentran en un momento de redireccionar el rumbo bajo una alianza donde los protagonistas sean los ciudadanos.