México.- La Dirección Nacional Extraordinaria (DNE) y el candidato del Partido de la Revolución Democrática (PRD) a la gubernatura de Baja California, Jaime Martínez Veloz, presentaron ante la Fiscalía General de la República (FGR) una denuncia de hechos y/o querella en contra de quien resulte responsable por la “ampliación arbitraria” del periodo de gobierno de Jaime Bonilla de dos a cinco años.

Ángel Ávila Romero, integrante de la DNE, destacó que la denuncia se sustenta en posibles sobornos a los diputados que avalaron la reforma.

“Se especula que se pudo dar de a un millón de dólares por voto, por cada uno de los legisladores, esto a propia voz del presidente del Congreso del estado de Baja California”, dijo.

Tras destacar que el PRD hará todo lo posible para detener la contrarreforma político-electoral, añadió: “Nos queda muy claro que es un laboratorio para el partido de Morena”, cuya presidenta, Yeidckol Polevnsky, está detrás de esa ilegalidad, sostuvo.

Destacó que la fracción perredista en la Cámara de Diputados ya interpuso un juicio político en contra de cada uno de los diputados que avalaron dicha reforma, y en todo momento –abundó– el partido ha denunciado que la candidatura de Bonilla violentó la normatividad electoral porque es residente de Estados Unidos.

Por su parte, Martínez Veloz pidió que se investigue la denuncia realizada por el propio presidente del Congreso de Baja California porque, aseguró, dichas declaraciones tienen implicaciones de carácter delictivo.