México.- El precandidato demócrata a la presidencia de Estado Unidos, Beto O’Rourke, cruzó la frontera hacia México para asistir al funeral de unos de los ocho mexicanos fallecidos durante el tiroteo registrado en El Paso, Texas el pasado fin de semana.

De acuerdo con Milenio, O’Rourke llegó a Ciudad Juárez, Chihuahua, para “recordarle al mundo que somos una comunidad binacional”.

Además, el exlegislador por El Paso, indicó que los familiares quienes lo invitaron al funeral le pidieron no revelar la identidad de la víctima.

Posterior a ello, sostuvo una reunión con el gobernador de Chihuahua, Javier Corral y con el alcalde de Ciudad Juárez, Armando Cabada.