Morelos.- Antes del inicio de la contingencia por Covid-19, cada cubreboca desechable tenía un costo de entre 1 y 2 pesos en la entidad, pero en medio de la crisis de salud su precio se ha elevado considerablemente.

A unos días del inicio de la Fase 3 municipios como Cuernavaca han ordenado el uso obligatorio de cubreboca en espacios públicos, así como en el transporte y supermercados.

Hoy una caja con 50 ejemplares desechables tiene un costo de 899 pesos.

En las tiendas las cajas son colocadas en los estantes, pero de inmediato se agotan pues los clientes prácticamente están a la espera de que las surtan para adquirirlas a pesar de su elevado precio.

En redes sociales se ofrecen cubrebocas caseros que van de los 25 a los 50 pesos cada uno, aunque no necesariamente reúnen las características necesarias para evitar contagios de COVID-19.

La venta de los paquetes de cubrebocas desechables está limitada.

En una tienda de construcción y ferretería ubicada en Cuernavaca cada familia puede adquirir dos cajas como máximo en cada compra.

En esa tienda los empleados además mantienen filtros sanitarios en los que le toman la temperatura a los clientes.

Hasta el corte de ayer, Morelos registra 59 casos confirmados de Covid-19 y nueve defunciones a causa del virus.