México.- Los Artículos 6º y 7º de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; y artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, garantizan el derecho a la libertad de expresión y el derecho a la libertad de difundir opiniones, información e ideas, a través de cualquier medio. No se puede restringir este derecho por ninguna vía, más que los que se señalan en el primer párrafo del citado artículo sexto.

En este contexto de los derechos humanos y las garantías de legalidad, el reportero Marco Antonio Olvera hizo un cuestionamiento genérico a funcionarios invitados el día de hoy a la conferencia mañanera del presidente Andrés Manuel López Obrador. La pregunta del reportero fue genérica -en el sentido de pedir que se investigue si algunos comunicadores están recibiendo, posiblemente financiamiento externo, con relación al movimiento “Un día sin nosotras”- y  no fue dirigida en contra de una sola y específica persona, tampoco fue con la intención de afectar a nadie.

En su cuestionamiento, que fue dolosamente sacado de contexto, no hubo, ni hay palabra alguna que signifique una agresión o una ofensa que atente y lesione derechos de otras personas, ni a su condición humana. Lo que realizó fue una pregunta sobre personajes públicos en un contexto noticioso.

Marco Antonio Olvera es libre de preguntar y expresarse en el sentido que quiera, en función de sus derechos y garantías protegidos por la Constitución, lo cual no necesariamente representa la posición ética, ni editorial de Bajo Palabra.

No obstante, Marco Antonio Olvera ha decidido de motu proprio hacer una precisión que a continuación reproducimos:

“Lo que hoy pregunté al Presidente Andrés Manuel López Obrador, es en el pleno ejercicio de mi libertad de expresión. Lo que pedí a la UIF es sólo una investigación a las personas públicas que mencioné”.

“No es, ni fue mi intención que se personalizara nada como algunos medios han manejado. Respaldo y acato el decálogo del Presidente en relación al tema de género, sin el objetivo de ofender a nadie”.

Bajo Palabra Medios S.A de C.V, empresa que edita el periódico digital Bajo Palabra Noticias se rige por principios éticos claramente expuestos en el footer de nuestro sitio de noticias. Nuestra línea editorial está comprometida con la defensa de los derechos humanos, que incluye la libertad de expresión y las garantías de legalidad.

Por tal razón, la Redacción de Bajo Palabra, máximo órgano de dirección colectiva, rechaza todo tipo de expresiones que afecten negativamente la vida privada de las personas, con el fin de menoscabar la dignidad humana.

Bajo Palabra Noticias mantiene firme sus principios sustentados en el “Manifiesto Periodismo y Derechos Humanos“, por lo cual también rechazamos cualquier linchamiento “mediático” que incite al odio y a la denigración contra cualquier persona o grupo de personas, por el simple hecho de opinar, preguntar y expresarse en un sentido diferente. Sobre este punto, es nuestro deber denunciar los ataques cobardes que ha recibido Bajo Palabra durante este día por individuos anónimos que según pretenden defender los derechos de otros con violencia e insultos.

La libertad de expresión es publicidad de lo público, no exhibicionismo que denigra la condición humana. Ningún derecho se defiende a costa de socavar el derecho que tiene otro individuo, mucho menos denigrar su imagen con base a calumnias y supuestos, como ocurrió este día con la persona de Marco Antonio Olvera.

Atentamente

La Redacción