#Creativos

Preocupa a Nobel de Literatura, el auge de nacionalismos y ‘populismos’

“Durante décadas ha existido un consenso sobre lo que es la democracia, pero ese consenso lo hemos perdido. Hay una desconfianza creciente hacia los políticos y hacia las instituciones”, dice Kazuo Ishiguro (Nagasaki, 1954).

Por Redacción, 2017-10-12 13:19

El Mundo.es.- El Premio Nobel de Literatura le ha servido a Kazuo Ishiguro (Nagasaki, 1954) como antídoto contra el pesimismo que destilan las noticias. “Vivimos en un mundo muy preocupante, con el auge de los nacionalismos y de los populismos”, declaró el autor de la novela Los restos del día, horas después de se confirmara la buena nueva (al principio pensó que se trataba de fake news) ante un grupo de periodistas en Londres.

El autor quintaesencialmente británico pese a su origen japonés, autor de un contundente artículo contra la xenofobia a raíz del Brexit, reconoció que el alborozo repentino que le produjo la noticia (“solo un loco puede imaginar que un día va a ganar el Nobel”) dejó paso a esa preocupación de fondo que transmitió en una escueta nota que lo dice absolutamente todo…

“El premio llega en un momento en el que el mundo no tiene ninguna certidumbre sobre sus valores, su liderazgo o su seguridad. Sólo espero que el hecho de recibir este honor sirva, de una manera pequeña, para alentar a las fuerzas de la paz y de la buena voluntad en estos tiempos”.

“No quiero entrar en política en un momento como éste”, advirtió Ishiguro. “Pero sí quiero destacar la profunda crisis de confianza por la que está pasando el mundo en general. Durante décadas ha existido un consenso sobre lo que es la democracia, pero ese consenso lo hemos perdido. Hay una desconfianza creciente hacia los políticos y hacia las instituciones”.

Ishiguro mete en el mismo saco el nacionalismo y el populismo, pues los considera manifestaciones de un mundo cada vez más polarizado y manipulado por fuerzas que escapan a nuestro control… “Como individuos nos sentimos nerviosos ante situaciones como éstas. Nos preguntamos cuáles son nuestras responsabilidades como ciudadanos, pero estamos muy ocupados con otras cosas”.

El autor de la distopía Nunca me abandones, compañero generacional de Martin Amis, Julian Barnes, Ian McEwan y Salman Rushdie (el primero en felicitarlo y recordar que además toca la guitarra y compone canciones como Dylan), rompió una lanza por la función de la literatura “para derribar barreras, apelar a nuestro lado emocional y recordar lo que nos hace humanos”.

Del mayordomo Stevens en Los restos del día (encarnado por Anthony Hopkins en la espléndida adaptación cinematográfica de James Ivory, Lo que queda del día), a la visión desde el internado de Kathy H (la protagonista de Nunca me abandones), a la insólita incursión por la Inglaterra arturiana en El gigante enterrado (su última novela), Ishiguro ha tenido la doble virtud de emocionar y desconcertar a partes iguales, y de hacerlo además siguiendo una receta que él mismo describe así: “Tengo mayor tendencia a la calma que al circo, y en eso se nota quizás la influencia de haber nacido en una familia japonesa y de ver las cosas de otra manera”.

Llegado al Reino Unido con apenas cinco años, nacionalizado como británico en 1982, Ishiguro admite sin embargo que esa “distancia japonesa” ha influido en su literatura quizás más de lo que él mismo piensa, “posiblemente en el estilo y en la sensibilidad”.

A la hora de conceder el premio, la Academia destacó también la capacidad de Ishiguro para “dejar al descubierto el abismo que existe bajo nuestro sentido ilusorio de conexión con el mundo”. Más inteligible resulta la definición de su obra literaria con mezcla de Jane Austen, Franz Kafka y Marcel Proust…

“Me halagan esas comparaciones y no van mal encaminadas”, advierte. “Aunque mi novelista predilecto es Dostoievski… Pero mis influencias más claras son efectivamente Proust, con quien descubrí la libertad de la memoria frente a la trama lineal, Kafka por su profundidad psicológica y, más que Jane Austen, otra autora victoriana, Charlotte Brontë, la autora de Jane Eyre y Shirley“.

Ishiguro prefiere pensar que el Nobel le viene no por una novela concreta (ni por sus colecciones de relatos cortos como Nocturnos: cinco historias de música y crepúsculo, que publicó Anagrama) sino por el conjunto de su obra y tal vez como representante de “una generación ejemplar de novelistas británicos que se merecen el premio tal vez más que yo”.

En cualquier caso es un honor para él recoger el testigo de alguien como Bob Dylan, que siempre ha sido su “héroe creativo”. “Sin sus palabras y sin su música, posiblemente yo no sería escritor”, reconoce. “Sentí una alegría enorme cuando lo dieron el premio, por todo lo que él supone y por lo que tiene también de reconocimiento al arte escribir canciones, que para mí es tan grande como el de escribir poesía, teatro o novela. Con él quedan también reconocidos de alguna manera otros grandes compositores, como Leonard Cohen y Joni Mitchell. Y así han caído también las barreras: el arte tiene que abrirse por necesidad”.

Inevitable preguntarle a Ishiguro que cómo llegó la noticia del Nobel, si le sacaron de la cama a horas intempestiva y todo los demás. “No fue la típica llamada de Estocolmo”, reconoce. Fueron más bien una serie de llamadas que le interrumpieron el desayuno y le fueron poniendo poco a poco sobre la estela del Nobel de Literatura. “Hizo falta una labor a lo detective Colombo para llegar a la verdad”.

Lo primero que echó en falta fue a su mujer, Lorna MacDougall, su primera y más cruel editora, cuando él mismo se debatía entre la literatura y la música… “Ella llevaba cuatro meses pensando de qué color teñirse el pelo y tuvo que decidir precisamente ese día. Le llamé a la peluquería y le dije: ‘Corre el rumor de que me han dado el Nobel. Voy a necesitar ayuda'”.

Y mientras se iba mentalizando, llegó finalmente la llamada y la confirmación: “Me comunicaron la noticia de una manera muy simple, y me preguntaron humildemente si estaba dispuesto a aceptar la invitación para ir diciembre a recoger el premio. Les dije que por supuesto, que aplazaría todo lo demás. Se pusieron muy contentos porque quiero ir en persona”.

“Me sentiría especialmente emocionado si pudiera de algún modo contribuir a crear una atmósfera más positiva en estos tiempos de incertidumbre”, insistió Ishiguro, sin necesidad de recordar su implicación hasta la médula en la campaña del referéndum de la UE.

Pese a su carácter huidizo y sus periódicas desapariciones de la vida pública, Ishiguro se mojó personalmente a favor de la permenencia en la UE y expresó su ira en un popular artículo en el Financial Times: “Desde el viernes pasado estoy enfadado. Me siento terriblemente enfadado por los que votaron a favor de la salida y especialmente por David Cameron, por permitir que un asunto tan complejo y tan decisivo para nuestro destino se resolviera no por los cauces parlamentarios, sino por por un referéndum que pidieron unos pocos y cuyas reglas no estaban claras”.

Fuente original: http://www.elmundo.es/cultura/literatura/2017/10/06/59d75f1722601df0658b4586.html
#Creativos

Mario Vargas Llosa sale del hospital tras aparatosa caída

Se le realizaron estudios de imagen, radiología simple, sin apreciarse una fractura ósea, pero sí un importante hematoma en la región glútea izquierda y leve traumatismo craneoencefálico, sin reflejar otras lesiones.

Por Redacción, 2018-06-22 13:16

Madrid, (Notimex).- El ganador del Premio Nobel de Literatura en 2010, Mario Vargas Llosa, fue dado de alta del centro Ruber Juan Bravo del grupo Quirónsalud, donde lo internaron tras haber sufrido una aparatosa caída la madrugada del jueves en el domicilio de su novia Isabel Preysler, en Puerta de Hierro.

En este momento el escritor peruano nacionalizado español ya se encuentra descansando en su casa en Madrid, luego de padecer un dolor intenso en la zona del glúteo y la cadera producto del accidente, de acuerdo con el comunicado que el centro médico difundió.

En el citado centro hospitalario le realizaron estudios de imagen, radiología simple, sin apreciarse una fractura ósea, pero sí un importante hematoma en la región glútea izquierda y leve traumatismo craneoencefálico, sin reflejar otras lesiones.

Para este fin de semana, de acuerdo con el portal de “El Mundo”, el novelista de 82 años permanecerá en resposo.

Cabe destacar que el percance se produjo en su viaje a Canarias con Preysler: “Ha sido una visita breve, pero de enorme significación e importancia para mí y estoy seguro de que también para Isabel, quien me ha acompañado.

“Era la primera vez que venía a La Palma y espero no sea la última”, indicó Vargas Llosa, de acuerdo con el sitio web de la revista “Hola”, en donde se informó que los doctores Carlos Martí López-Amor y Mariano Villaseñor Navas fueron los encargados de tratar al escritor.

#Creativos

Presenta obra más antigua de Da Vinci en Italia

La firma del genio, “Da Vinci Lionardo”, se puede leer de izquierda hacia derecha en el rostro del Arcángel Gabriel y está parcialmente mimetizada con la mandíbula al lado de la fecha “1471”

Por Redacción, 2018-06-21 11:25

Roma, (Notimex).- Un retrato del Arcángel Gabriel realizado en un azulejo de barro vidriado es la obra más antigua de Leonardo Da Vinci (1452-1519), según dos expertos que la presentaron hoy aquí a los medios de todo el mundo.

A un año de las celebraciones oficiales por los 500 años de la muerte del genio del Renacimiento, el académico Ernesto Solari y la grafóloga Ivana Bonfantino confirmaron la autenticidad de la obra, actualmente propiedad de particulares.

En realidad, dijo Solari en una conferencia en la sede de la Prensa Extranjera en Roma, se trataría también de un autorretrato de Leonardo realizado en 1471, cuando tenía entre 18 y 19 años de edad, en el horno de su abuelo Bacchereto.

La firma del genio, “Da Vinci Lionardo”, se puede leer de izquierda hacia derecha en el rostro del Arcángel Gabriel y está parcialmente mimetizada con la mandíbula al lado de la fecha “1471” y de un entrelazamiento de letras y números colocado bajo el nombre.

En el bordo inferior del retablo está grabada también la sigla “LDV ib”, que según los expertos indica las propias iniciales del artista de manera abreviada, además de su lugar de origen “Lionardo Da Vinci di Vinci”.

“Se trata de la pintura más antigua de un joven Leonardo, con fecha de abril de 1471”, confirmó Solari, autor de investigaciones y descubrimientos sobre el genio del Renacimiento y quien trabajó al lado de Bonfantino, grafóloga y catedrática de Grafología Comparada e Historia de Grafología de la Universidad LUMSA de Roma.

Explicó que el retablo, de forma cuadrada, 20 por 20 centímetros, fue comparado con las obras de artistas que antecedieron a Leonardo, sus maestros y de sus contemporáneos del periodo de aprendizaje en el taller de Andrea del Verocchio en Florencia.

Además, dijo que la atribución es fruto de factores característicos del retablo y sobresale la calidad que caracterizó a la pintura leonardesca.

“La pintura vidriada fue realizada por Leonardo Da Vinci para demostrar la superioridad de la pintura sobre la escultura y la técnica ejecutiva fue descrita por el propio Leonardo en su Tratado de la Pintura”, anotó.

Según Bonfantino, se trata de la pintura más antigua de Leonardo llegada hasta nuestros días y que tiene su primera firma autógrafa, grabada de izquierda a derecha.

Resaltó que hasta ahora la única firma conocida de Da Vinci era la estampada en el contrato para la ejecución de la tela de la “Virgen de las Rocas”, con fecha del 25 de abril de 1483 e identificada en octubre de 2011 en el Archivo de Estado de Milán.

Bonfantino explicó que las evidencias gráficas fueron objeto de un profundo análisis grafológico, durante el cual se compararon diversos escritos del propio Leonardo, incluidos los presentes en el “Paisaje con río” del 5 de agosto de 1473, examinado en la Galería de los Oficios de Florencia y la firma del contrato para la realización de la “Virgen de las Rocas”.

“Como resultado de los profundos análisis técnico-gráficos (incluidos en un reporte de 150 páginas) se pudo concluir y certificar que todos los trazos gráficos presentes en la obra fueron resultado del puño y letra del joven Leonardo Da Vinci en el año 1471”, resaltó.

Confirmó que los análisis incluyeron una pericia histórico-artística de la obra, una pericia grafológica de los trazos presentes en el retablo, el análisis de termoluminiscencia que confirmó que la obra es del siglo XV, análisis estratigráficos y rayos X de los pigmentos, además del examen reflectográfico que ubicó elementos preparatorios de la pintura.

Una copia de la pintura será expuesta a partir de este viernes en el Museo Leonardo Da Vinci Experience de Roma.

Según Solari, la obra es actualmente propiedad de los descendientes de la familia Fenicia, de orígenes nobles de la localidad de Ravello, a la que habría sido donada en 1499 por la duquesa de Amalfi, Giovanna de Aragón, a quien el propio Leonardo la habría regalado.

#Creativos

Triste día en Glasgow: se incendia su escuela de Arte

La Escuela de Arte de Glasgow fue fundada en 1845 y ha formado a artistas contemporáneos muy importantes.

Por Redacción, 2018-06-16 10:08

AFP.- Las llamas arrasaron la prestigiosa escuela de arte de Glasgow, en un edificio histórico y obra maestra del arquitecto Charles Rennie Mackintosh, en un incendio declarado el viernes en la noche, cuatro años después de ser devorado por el fuego.

El incendio no dejó ningún herido y movilizó a más de 120 hombres, indicaron los bomberos escoceses que fueron alertados cerca de las 23H20 (22h20 GMT) del viernes, y que el sábado estaban cerca de controlar el siniestro.

“El fuego se extendió muy rápidamente” y “el edificio principal está seriamente dañado”, indicó el jefe adjunto de los bomberos, Peter Heath. Sus hombres “tuvieron que hacer un gran esfuerzo en condiciones extremadamente difíciles”, subrayó.

La escuela se halla en pleno centro de Glasgow, que estaba muy concurrido el viernes por la noche. Varios vecinos tuvieron que ser evacuados.

El edificio histórico, casi centenario, fue diseñado por el arquitecto Charles Rennie Mackintosh (1868-1928), uno de los principales representantes del Art Nouveau, conocido por su gusto por las edificaciones de trazo simple y muebles con ángulos rectos.

El edificio, llamado el “Mack”, es uno de los más conocidos de Glasgow.

La primera ministra escocesa Nicola Sturgeon dijo tener “el corazón destrozado”. “Esta es claramente una situación extremadamente grave”, afirmó en Twitter.

“Es una triste mañana para Glasgow”, afirmó poco después, aunque se declaró “aliviada” de que no hubiera víctimas, y expresó “su total admiración” hacia los bomberos.

“Estamos muy unidos emocionalmente” a este edificio, afirmó el jefe adjunto de los bomberos, quien aludió a un “sentimiento de pérdida”, tanto entre los bomberos como entre los habitantes de Glasgow.

Esta misma edificación ya había sufrido un incendio en mayo de 2014, causado por un proyector, y que destruyó la biblioteca de la escuela. Según testigos interrogados por la BBC, esta vez el incendio fue “mucho peor”.

Tras el incendio de 2014, el presidente de la Sociedad Real de arquitectos británicos (RIAS), Iain Connelly, había calificado el edificio como un “tesoro internacional que refleja el genio de uno de nuestros grandes arquitectos”. Su valor “va más allá de Glasgow o incluso de Escocia”, afirmó, “es una obra patrimonial de renombre mundial, y su influencia en la arquitectura del siglo 20 es inconmensurable”.

Según la agencia Press Association, el incendio de la noche del viernes al sábado se extendió a un campus vecino y a una discoteca cercana.

“El ‘Mack’ estaba en trabajos de renovación desde el último incendio de 2014”, explicó un diputado de Glasgow, Paul Sweeney, en Twitter. El edificio es “el más importante arquitecturalmente en Glasgow”, “no podemos perder ese edificio”, añadió el diputado, “devastado” por la noticia.

“Lo mejor que podemos esperar es que se mantenga la estructura de la fachada” y que se haga “una reconstrucción completa del interior” agregó, constatando la magnitud de los daños.

La Escuela de Arte de Glasgow fue fundada en 1845 y ha formado a artistas contemporáneos muy importantes.

Tres de sus antiguos alumnos ganaron recientemente el premio Turner: Simon Starling en 2005, Richard Wright en 2009 y Martin Boyce en 2011.