Guerrero.- La Dirección de la Preparatoria 22 de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro) en Atoyac de Álvarez pidió a las autoridades mayor seguridad y detener la venta, distribución y consumo de sustancias tóxicas en las calles, luego que tres estudiantes resultaran intoxicados por el consumo de alcohol.

Tras lo sucedido con los estudiantes el miércoles, la Dirección de la escuela, a cargo de Policarpo Valdez, emitió una postura en la que rechazan el intento de criminalizar a la institución al señalarla como responsable de la conducta de los estudiantes.

“Un llamado enérgico a las autoridades competentes para que por fin detengan la venta, distribución y consumo de sustancias tóxicas en las calles, ya que esa es la verdadera causa de que los jóvenes, estudiantes o no, ingresen al mundo de los estupefacientes” indica la misiva.

Y advierten que “mientras la impunidad permanezca, será inútil cualquier esfuerzo por bien encaminar a la juventud”.

Piden también a las autoridades coordinar esfuerzos de apoyo a las instituciones educativas y proporcionar “las condiciones mínimas de seguridad que requieren” y denuncian que han sido víctimas recurrentes de robos y asaltos “que las han despojado de su patrimonio y no hay resultados de las supuestas investigaciones que se realizan”.

La escuela pidió a los padres de familia asumir la responsabilidad que les corresponde “en la prevención de este tipo de actos, mejoren el ambiente familiar que rodea los muchachos y presten mayor atención al comportamiento de estos”.

Y condenó el manejo de “información tendenciosa” del caso por supuestos “periodistas” que han difundido datos falsos, además de imágenes y datos personales de los estudiantes.

La Preparatoria se comprometió a seguir desarrollando una labor educativa acompañada de acciones de orientación, información, prevención y vigilancia para que los estudiantes cuenten con los elementos necesarios para determinar su comportamiento y la toma de decisiones.