El subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Roberto Campa, anunció que en los próximos días se presentará un plan integral de Atención a Víctimas para los familiares de los 43 estudiantes desaparecidos el pasado 26 de septiembre en Iguala, Guerrero, y que incluye una indemnización.

Admitió que ante la situación se tendrá “todo cuidado” para que evitar que se considere que el gobierno federal está “comprando conciencias”.

"Es un derecho que tienen las víctimas a cobrar indemnizaciones. Hemos sido particularmente cuidadosos, es la intención nuestra, pero también lo han recalcado el grupo de expertos de la CIHD en ser escrupulosos en el cuidado para evitar la impresión de que lo que pretendemos es comprar conciencias, pretender que se olvide la tragedia y a las víctimas a través de un pago", dijo, en entrevista para un medio nacional.

Además, aseguró que existe un “avance sustantivo” en la relación con los familiares de los normalistas desaparecidos de Ayotzinapa y de los heridos  Aldo Gutiérrez Solano y Édgar Andrés Vargas.

Sin embargo, los padres de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, encabezaron en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, una marcha por los diez meses del acontecimiento.

Ahí, Emiliano Navarrete, padre de uno de los estudiantes, señaló que no aceptarán ninguna indemnización de parte del gobierno federal.

"No queremos llegar al año, pero si llegamos queremos que el país tiemble y de aquí al 26 de septiembre, el presidente Enrique Peña Nieto, tiene para entregar a nuestros hijos", dijo, por su parte, Felipe de la Cruz, vocero de los padres.

Los familiares de los estudiantes de Ayotzinapa, Guerrero iniciaron la marcha en un predio de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, para culminar en la plaza catedral.