Luego de un estudio de centros turísticos con riesgo y vulnerabilidad, Zihuatanejo recibirá equipo para aumentar la prevención ante inundaciones, movimientos sísmicos y una línea directa desde la Ciudad de México ante posibles tsunamis.

Entre los organismos que recibirán el equipamientos destacan hospitales, instituciones públicas y escuelas. Así lo dio a conocer Jaime Vásquez Sobreyra, comandante de Protección Civil y Bomberos de Zihuatanejo.

Un estudio de vulnerabilidad y programa de adaptación ante la variabilidad climática efectuado en 10 destinos turísticos del país, en coordinación con la Secretaria de Turismo (SECTUR), así como el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología  (Conacyt), la Academia Nacional de Investigación y Desarrollo (Anide) y el Centro de Estudios Superiores en Turismo (Cestur), determinaron que Zihuatanejo tiene amenazas de inundaciones por mares de tormenta, elevaciones del nivel marítimo, pluvial así como oleaje.

También los estudios por parte de Protección Civil y Bomberos arrojan que Zihuatanejo-Ixtapa es propenso a deslizamientos, escurrimientos y pendientes en unas 26 colonias que están en proceso de regularización y por las muchas familias asentadas en zonas de alto riesgo.

Por todo lo anterior, Vásquez Sobreyra dio a conocer que este próximo 16 de julio recibirán equipamiento que, sumado a las medidas preventivas, permitirá al municipio estar preparado para casos de desastres naturales como sismos y tsunamis.

En el caso de alertamiento por tsunamis, se tendrá línea directa con la Ciudad de México para poder avisar a la población con una estrategia, a fin de poder alertarlos y buscar refugio.

Ya en años anteriores se llevaron a cabo simulacros por maremotos, sobre todo por parte de la Secretaria de Marina Armada de México.

Con estas acciones se busca aumentar la cultura de la prevención y en esto, aseguró Vásquez Sobreyra, en Zihuatanejo se tiene conocimiento en gran parte de la población sobre cómo actuar en caso de ser necesario.

Finalmente, para esta temporada de huracanes, Zihuatanejo cuenta con un plan de contingencia para, en caso de afectaciones, atender a la población que necesite salir de sus hogares; mismo que hasta el momento esto no ha sido necesario.