Los tres diputados que integran la fracción parlamentaria del partido Movimiento Ciudadano en el Congreso del estado, demandaron ante la Procuraduría General de la República (PGR) al presidente municipal de Acapulco, Evodio Velázquez Aguirre, por los delitos “contra el funcionamiento del Sistema Nacional de Seguridad Pública, ejercicio indebido del Servicio Público y desempeño irregular de la Función Pública”.

Los diputados Ricardo Mejía Berdeja, Magdalena Camacho Díaz, y Silvano Blanco Deaquino, presentaron la denuncia al considerar que el alcalde perredista mantiene "una sistemática violación a la Ley en que ha incurrido al nombrar mandos policíacos sin certificar".

Como parte de los hechos que se narran en la denuncia en contra del alcalde Evodio Velázquez Aguirre, destacan  los nombramientos de Francisco Sandoval Vázquez, como secretario de Seguridad Pública, Manuel Flores Sonduk, como director de la Policía Turística y actual encargado de la secretaría de Seguridad Pública; Israel González Nava, nombrado coordinador de Movilidad y Transporte, y Christian Manuel Patiño Bello, como director operativo de la Policía Vial.

La denuncia también refiere la supuesta reincorporación de 667 elementos de los diversos cuerpos de la Policía Municipal que reprobaron  los exámenes de control y confianza en las evaluaciones hechas por los centros federales en el año de 2014.

La presentación de la demanda se suma a los ataques que Movimiento Ciudadano ha mantenido desde que el actual gobierno municipal informó que la administración del ex alcalde Luis Walton Aburto dejó una deuda de más de 2 mil  millones de pesos, en noviembre de 2015.

Los diputados de Movimiento Ciudadano iniciaron los señalamientos desde el pasado 7 de enero, cuando acusaron a Velázquez Aguirre de proteger a la policía municipal "infiltrada por la delincuencia organizada".

Según la de denuncia penal presentada la noche del martes, la designación de Francisco Sandoval Vázquez, quien fuera secretario de Seguridad Pública de Acapulco hasta el pasado 23 de enero, fue una "dolosa y maquinada omisión de parte de Evodio Velázquez", toda vez que en noviembre del año pasado entregó a los ediles  un oficio con fecha de 26 de agosto de 2015 en el que se reconocía la validez de los exámenes de control y confianza de Sandoval Vázquez, el cual estaba sin efectos, ya que en octubre del mismo año, el Consejo Estatal de Seguridad Pública emitió otro oficio que dejaba sin efectos el primero.

Dicho oficio está bajo el número 1948, y fue firmado por Adriana Carolina Avilés Martínez, quien estaba al frente de la dirección general del Centro Estatal de Evaluación y Control De Confianza.

En el documento, según consta en la demanda, se informaba al alcalde Evodio Velázquez, que Sandoval Vázquez presentó certificados de estudio sin validez y que la no aprobación de su certificación era inapelable.

El Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, reveló el pasado 21 de enero que Sandoval Vázquez no contaba con  los exámenes de control y confianza, además que presentó documentos falsos cuando quiso regularizarse.

La situación fue aprovechada por Movimiento Ciudadano para acrecentar los señalamientos en contra de la administración de Velázquez Aguirre.

Dos días después de la declaración del funcionario federal, el alcalde Evodio Velázquez Aguirre removió del cargo a  Francisco  Sandoval.