Guerrero.- En el Congreso de Guerrero se presentó una iniciativa con proyecto de decreto en materia de protección al menor por el que se adicionan artículos a la Ley de Niñas, Niños y Adolescentes del Estado de Guerrero número 812 para prohibir la venta y distribución de productos chatarra y bebidas azucaradas a menores.

 

La iniciativa presentada durante la sesión de la Comisión Permanente por el morenista, Marco Antonio Cabada Arias plantea también modificaciones al Código Penal para aplicar multas a quien venda, distribuya, done, regale o suministre a menores bebidas azucaradas y comida chatarra, sin ser su madre, padre o tutor legal.

 

En su argumentación, el diputado señaló que existen diversas causas del incremento de la obesidad infantil en México, uno de ellos es que los hábitos alimenticios no son los correctos en combinación con la facilidad con la que se puede consumir comida chatarra, lo que trae como consecuencia que, en los últimos años, ha aumentado la obesidad en el país.

 

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) afirma que en el país uno de cada 20 niñas y niños menores de cinco años y uno de cada tres entre los seis y 19 años padece sobrepeso u obesidad, lo que coloca a México entre los primeros lugares en obesidad infantil a nivel mundial.

 

Además, la Organización para la cooperación y desarrollo económico (OCDE), señala que México, es el primer consumidor de refresco a nivel mundial con 163 litros por persona al año, además de ser el principal consumidor en América Latina de productos ultra procesados.

 

De acuerdo con el diputado, en los últimos cinco años en Guerrero se han detectado casos por arriba de las 13 y 14 mil personas con diabetes en edades menores de 20 años, ello como consecuencia de los malos hábitos alimenticios, falta de actividad física y la obesidad.

 

 

Guerrero tiene el registro más alto en incidencia de diabetes infantil con un 4.29 por cada mil habitantes por lo cual se han registrado 13 mil 500 defunciones por diabetes tipo II (o infantil) en los últimos cinco años.

 

Las bebidas que contienen azúcares añadidos (sacarosa, jarabe de maíz alto en fructosa), se asocia con un mayor riesgo de aumentar de peso y, por lo tanto, desarrollar sobrepeso y obesidad, así como otras enfermedades cardiovasculares como diabetes, síndrome metabólico e hipertensión.

 

La iniciativa del diputado propone prohibir las siguientes actividades:

 

Venta, distribución, donación, regalo o suministros a niñas, niños y adolescentes menores de edad del estado de Guerrero, de bebidas azucaradas, de alimentos envasados de alto contenido calorífico, conforme a la norma estatal que establece la Secretaria de Salud del estado, así como en instituciones de educación tanto públicas o privadas de nivel básico y medio superior y a través de distribuidores automáticos o máquinas expendedoras.

 

Quedan exentas de esta prohibición, las personas que realicen lo anterior en calidad de madres, padres o tutores legales del menor en tutela.

 

En una segunda iniciativa, Cabada Arias y los diputados Arturo Martínez Núñez y Mariana García Guillén proponen adicionar un capítulo del Código Penal del estado número 499 en el que se establece:

 

Se aplicará multa de 30 a 100 unidades de medidas y actualización a quien venda, distribuya, done, regale o suministre a niñas, niños y adolescentes menores de edad en Guerrero de bebidas azucaradas, de alimentos envasados de alto contenido calorífico sin ser su madre, padre o tutor legal.

 

La iniciativa se da luego que el Congreso de Oaxaca aprobó, a propuesta también de Morena, prohibir la venta o distribución gratuita de productos “chatarra” a menores de edad, la diferencia presentada por Cabada Arias es que se propone multar a quien venda o regale bebidas azucaradas o comida chatarra, sin ser su tutor.

 

El lunes, Tabasco aprobó la venta y distribución de comida chatarra y bebidas azucaradas a menores de edad, convirtiéndose en el segundo estado del país en tomar dicha medida.