México, Notimex.-El presidente de Haití, Jovenel Moïse, rechazó hoy que tenga intención de renunciar, y aseguró que tampoco permitirá que alguien quiera provocar caos y desolación en el país, informó la agencia en línea AlterPresse.

Moïse expresó lo anterior al participar este miércoles en la ceremonia de aniversario de los 24 años de existencia de la Policía Nacional de Haití (PNH), y una vez más invitó a todos los sectores a "un diálogo", con miras a encontrar un acuerdo sobre la dirección que debe darse en Haití.

El mandatario pidió, a la gente que lo acusa de estar involucrado en el supuesto despilfarro de los fondos de Petrocaribe -la ayuda venezolana a Haití-, que permita que la justicia haga su trabajo. Afirmó que "todos los que han utilizado mal el dinero de PetroCaribe deben ser responsabilizados en un juicio justo, sin persecución política". "El presidente no está en la corrupción.

"Él nunca estará en la corrupción", afirmó Jovenel Moïse, e invitó a todos a tomar el camino de la paz y el desarrollo. La aparente calma observada este miércoles en Puerto Príncipe tiende a dar paso a una situación tensa en varias áreas, poco después del discurso pronunciado por el presidente haitiano en un contexto de movilizaciones antigubernamentales.

Las actividades se paralizaron el lunes y el martes pasados, luego de una convocatoria de huelga general, lanzada por sindicatos y sectores sociopolíticos, para exigir la salida de Moïse, luego de la gran movilización realizada el domingo pasado en rechazo a la corrupción.

La protesta, a la que asistieron varios miles de manifestantes, pidió la renuncia de Moïse, fijada en el segundo informe de auditoría del Tribunal Superior de Cuentas y Litigios Administrativos (Cscca), a través de su firma llamada "Agritrans".

La compañía "Agritrans", de Jovenel Moïse, es sospechosa de haber utilizado "esquemas de malversación" como parte del programa PetroCaribe de ayuda venezolana a Haití.