Ciudad de México.-El presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), César Salinas, fue ingresado en una clínica por un cuadro de gripe agudizado y sospecha de Covid-19, informó el jueves la institución. El dirigente de 58 años “fue internado en una clínica privada de la ciudad de La Paz con sintomatología compatible con Covid-19”, señaló la FBF en un comunicado.

En el comunicado se detalla que Salinas presentó hace cuatro días “un cuadro gripal que se fue agudizando”, lo que motivó su ingreso el miércoles a la clínica “para un control y seguimiento médico de especialidad”. La Federación señaló además que el mandamás del fútbol boliviano estuvo realizando reuniones y otras actividades cumpliendo medidas de bioseguridad.

Una de sus últimas actividades públicas fue una reunión la semana pasada con el ministro de Educación, Cultura y Deportes, Víctor Hugo Cárdenas, para comenzar a discutir la reanudación del torneo boliviano, paralizado desde marzo cuando la pandemia llegó al país.

Bolivia registró en mayo los decesos en la región amazónica de Beni (noreste) del jugador de la división de aficionados, Deiber Frans Román Guzmán, su padre que era dirigente deportivo y un tío que se desempeñaba como entrenador de fútbol.

El ex seleccionador boliviano Julio César Baldivieso se recupera de un cuadro de coronavirus. Asimismo, cinco jugadores de la primera división confirmaron haber contraído el virus, entre ellos el portero del seleccionado nacional, Carlos Emilio Lampe. El ex jugador colombiano Alexander Balanta falleció el sábado por Covid-19 en El Alto, ciudad vecina a La Paz, donde radicaba desde el año 2000.

Lampe su esposa superaron el coronavirus y que se encuentran “en perfectas condiciones” de salud según informaron esta semana. “Quiero compartir con todos ustedes la mejor de las noticias”, escribió en Twitter y colgó una foto de él con su esposa junto a sus dos pequeñas hijas. “Nos encontramos en perfectas condiciones... ya podemos estar en familia a Dios gracias”, agregó el arquero de 33 años.

En mayo murieron en la región amazónica de Beni un jugador de la división de aficionados, Deiber Frans Román Guzmán, su padre, que era dirigente deportivo, y un tío que se desempeñaba como entrenador de fútbol.

Bolivia, de 11 millones de habitantes, ha registrado hasta este jueves un total de 42.984 contagiados y 1.577 fallecidos.