El presidente de Argentina, Mauricio Macri, le ofreció hoy una cena de honor a su colega estadunidense Barack Obama, en la que se comprometió a fomentar una relación madura y sensata con Estados Unidos y con el resto del mundo.

En una recepción en el Centro Cultural Kirchner, Macri aseguró que la nueva etapa que el país sudamericano comienza con su gobierno está basada en compromisos fundamentales de diálogo, beneficio mutuo y responsabilidades compartidas.

Al citar el discurso del propio Obama en la Cumbre de las Américas que se realizó en Panamá en abril de 2015, el presidente argentino afirmó que América Latina está ante la oportunidad de “dejar atrás los rencores del pasado” con Estados Unidos y mirar al futuro.

“El continente americano tiene hoy una situación de privilegio, puede ser el que le dé las mejores oportunidades a su gente, para eso debemos trabajar todos juntos”, explicó.

“Cuando hablo de beneficios compartidos me refiero a lograr que el continente americano sea un continente sin pobreza, que luchemos juntos contra el narcotráfico y el terrorismo, porque eso le dará verdadera tranquilidad a nuestra gente”, agregó.

También insistió en incorporar en la agenda conjunta de manera permanente los derechos humanos y la búsqueda de transparencia de la gestión pública.

A diferencia de otras épocas, aclaró, “no ofrecemos alineamientos automáticos ni confrontaciones infundadas, no espere eso de nosotros, sino un diálogo de buena fe, basado en la confianza mutua”.

Obama, por su parte, coincidió en la necesidad de comprometerse con la justicia y los derechos humanos a nivel regional y recordó al Papa Francisco, quien se preocupa por las personas más vulnerables y “por tratar a los demás como querríamos ser tratados nosotros”.

La cena de gala fue el último punto de una intensa gira de trabajo que Obama cumplió este miércoles y que incluyó reunión y rueda de prensa conjunta con Macri y un encuentro con jóvenes emprendedores.

Mañana jueves, ambos presidentes acudirán al Parque de la Memoria para homenajear a las víctimas de la última dictadura argentina (1976-1983), justo en el día en el que se cumple el 40 aniversario del último golpe militar de este país.

Después, viajarán a Bariloche para cumplir una jornada de descanso y finalmente por la noche Obama regresará a Washington.

Notimex