México. Notimex.- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) expresó su preocupación por los dos millones 164 mil 934 trabajadores en el país que en el primer semestre del año laboraron tiempo completo y percibieron como contraprestación el equivalente a un salario mínimo diario de 88.36 pesos, situación que les dificulta asumir los costos inherentes a su alimentación.

Así como sus necesidades de vestido, salud, vivienda, educación y servicios básicos, como agua y transporte, entre otros satisfactores necesarios para su bienestar y alcanzar la línea de bienestar.

Frente a ello, la CNDH emitió la recomendación general 34/2018 a autoridades laborales, hacendarias y legislativas, en la que les solicita asumir los acuerdos necesarios para incrementar el salario mínimo a partir del ejercicio fiscal 2019.

Ello, considerando como mínimo lo expuesto por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) en relación con la línea de bienestar y, en este mismo sentido, tomar en cuenta la relación existente entre salario mínimo y la cantidad de personas promedio en cada hogar mexicano.

La CNDH detalló en un comunicado que los trabajadores que perciben el salario mínimo diario representan 5.9 por ciento de los asalariados del país y 4.1 por ciento de la población ocupada total, cuyo ingreso mensual ascendió a dos mil 650.80.

Ese salario, dijo, está por debajo de la línea de bienestar considerada por el Coneval, que fue de tres mil 001.17 pesos mensuales a agosto de este año.

La recomendación fue dirigida a los secretarios del Trabajo y Previsión Social, Desarrollo Social, Hacienda y Crédito Público, así como al presidente y al consejo de representantes de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos.

También fue remitida para las legisladoras y legisladores del Congreso de la Unión, con el fin de que lleven a cabo las acciones necesarias para que, desde un enfoque de derechos humanos y se respete el derecho a una remuneración equitativa y satisfactoria que entrará en vigor en 2019.

La comisión indicó que esta acción deberá permitir a los trabajadores tener un nivel de vida acorde con su dignidad, ya que ésta debe ser el eje rector en el establecimiento del monto de salario mínimo.