El director de la Unidad Académica de Medicina de la Uagro, Bulfrano Peréz Elizalde denunció que diferentes “figuras públicas” de Guerrero están perjudicando a la escuela al ejercer presión para incorporar más jóvenes.

Afirmó que engrosar la matrícula genera que los estudiantes no tengan la oportunidad de desarrollarse en el campo clínico y realizar su servicio social, así como tampoco aspirar a una especialidad. Asimismo, esta situación dificulta la acreditación de la escuela.

“Estamos teniendo problemas con la matrícula de ingreso, porque esta elevada y tenemos una serie de demandas que se tienen por grupos inconformes. La Unidad está siendo presionada por figuras públicas del estado para incorporar a mas jóvenes”, aseguró, vía telefónica.

 Cuestionado sobre si movimientos estudiantiles como Kiosco y Acciones por la Educación tienen que ver con este incremento, el director expuso:

“Se ha presionado para que (estos jóvenes) se incorporen dentro de la Unidad, y algunos se han incorporado, lo cual están perjudicando la escuela”.

Además, dijo que movimientos como este no mejoran la escuela y, lejos de coadyuvar a la Unidad, la hunden.

Adelantó que presentarán denuncias jurídicas para que se respete el reglamento de la Unidad Académica de Medicina y no se siga ingresando más jóvenes y se evite la intervención de personas ajenas a la escuela.

También, dijo, verificarán salón por salón a los alumnos que acuden a la escuela, para determinar quienes se encuentran realmente inscritos, pues reconoció que alumnos ajenos a la Unidad ingresan uniformados a clases.