Ciudad de México.- Arturo “N”, detenido por ser el presunto responsable del homicidio del padre del exsecretario de Desarrollo Social, Luis Miranda Nava, no se suicidó, como se informó en un inicio, pues la Fiscalía del Estado de México aseguró que su cuerpo presentaba diversas lesiones, entre ellas un golpe en la cabeza que causó su muerte.

La entidad mexiquense informó que tras analizar el cuerpo en el Centro Penitenciario de Almoloya de Juárez, el lunes 17 de agosto pasado, peritos forenses de la Fiscalía del Estado de México determinaron que “esta persona presentaba diversas lesiones recientes, entre ellas un traumatismo craneoencefálico severo, mismo que fue identificado como la causa de muerte”.

Esto, pese a que las propias autoridades aseguraron que el cuerpo de Arturo “N” se halló “colgado con un pantalón atado a un barrote de la ventana”.

El hombre de 56 años de edad, quien era investigado por su probable participación en el homicidio del notario Luis Miranda Cardoso, padre de Luis Enrique Miranda Nava, exsecretario de Desarrollo Social con Enrique Peña Nieto y actual diputado del PRI, cometido el pasado 11 de agosto.

“Esta Institución mantiene una investigación para determinar la causa de las lesiones encontradas a la Persona Privada de la Libertad. Esta indagatoria se realizará con estricto apego a derecho y se informará oportunamente de los avances cuando los plazos legales así lo permitan”, expuso la Fiscalía en un comunicado.