Este jueves el secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray advirtió que la depreciación de la moneda de China, el yuan, implica el riesgo del inicio de un ciclo de devaluación competitiva de divisas.

Asimismo, indicó que esta situación genera enorme preocupación en los mercados financieros internacionales.

Las declaraciones de Videgaray Caso se dan luego de la acelerada devaluación del yuan de este jueves, que provocó que las monedas y mercados bursátiles del mundo se tambalearan, porque los inversores ahora temen que el gigante oriental esté comenzando una guerra comercial contra sus competidores.

"Hay una preocupación real de que, ante la desaceleración de la economía china, la respuesta de política pública sea iniciar una ronda de devaluación competitiva", afirmó Videgaray en un evento de la Cancillería mexicana.

Sobre esto, analistas consultados por Sin Embargo advirtieron que, por lo menos, la primera mitad del año será complicada para el tipo de cambio.

“La búsqueda de activos más seguros presiona a los mercados de las economías emergentes incluyendo cambiarios y de capitales y en particular el peso mexicano”, dijo James Salazar Salinas, subdirector de análisis económico de CI Banco.

En los primeros cuatro días de la semana, la moneda mexicana sufrió una depreciación de 2.42 por ciento al incrementarse el valor del dólar de 17.70 pesos del lunes a 18.13 pesos al cierre de este jueves.

De modo que ni los 400 millones de dólares que ayer subastó con precio mínimo el Banco de México (Banxico), fueron suficientes para frenar la caída.

Javier Amador Díaz, economista principal de BBVA Bancomer, dijo a Sin Embargo que los detonantes emergentes de las ultimas variaciones en el tipo de cambio tienen que ver con el precio del petróleo.

“El principal riesgo está asociado a la economía china y la decisión de las autoridades; en particular ayer que cayó en un cinco por ciento y esto aumentó la preocupación del ciclo económico”, explicó.

El diario digital también destaca que, ante la desaceleración de la economía china, México tiene a su favor su estrecha relación económica con Estados Unidos.

No obstante, advierte que las turbulencias financieras que atraviesa China añadieron presión al mercado del crudo, cuyos precios se encuentran en niveles de 2004, ante la imposibilidad de dar salida al exceso de producción global.

La mezcla mexicana cerró este jueves en 24.11 dólares por barril, en contexto con la caída de los precios a nivel mundial.

Mientras, el barril de Brent, de referencia en Europa, cerró la sesión en 33.75 dólares, un 10.99 por ciento por debajo de la apertura del lunes, y el Texas (WTI) estadounidense terminó en 33.27 dólares, con una caída del 11.44 por ciento en cuatro días.

“Lo más importante es lo que pase con el  precio del petróleo que al final nos está afectando a todos”, reiteró el analista de BBVA Bancomer.

Con información de Sin Embargo