Ciudad de México.- Humberto Moreira Valdés, gobernador de Coahuila, fue expulsado por la Comisión Nacional de Justicia Partidaria del PRI.

Ayer durante la noche, el órgano partidista determinó en sesión extraordinaria, resolver por unanimidad la pérdida de la militancia de Humberto Moreira Valdés por haberse registrado como candidato a un cargo elección popular por un partido político distinto al PRI y por su incorporación a los mismos.

El pasado 3 de abril, el CEN del PRI recibió una denuncia formal contra su exdirigente nacional, promovida por el militante César Román Mora Velázquez, a fin de exigir su expulsión de las filas del partido por el trabajo político que realizaba en la contienda electoral coahuilense.

La denuncia contra Moreira argumentó que fue admitida por la Subsecretaría Jurídica del CEN del PRI y remitida a la Comisión Nacional de Justicia Partidaria, se hace notar que el mandatario de Coahuila realizaba trabajo político como candidato plurinominal del Partido Joven en la contienda electoral de ese estado.

Se cita el artículo 63 de los estatutos del partido, que establece que un priista pierde su militancia si ingresa a otro partido político; acepta ser postulado como candidato por otro partido, salvo en el caso de las coaliciones o alianzas, o deja de formar parte del grupo parlamentario en el órgano legislativo o edilicio al que pertenezca.

Detalla que en los dos primeros casos se presumirá que se ha renunciado a la condición de militante, por lo que cualquier dirigente del partido que tenga conocimiento de esta situación lo notificará a la Secretaría Jurídica.

Otros dos priistas que perdieron su militancia anoche fueron Raúl José Mejía González, candidato a gobernador de Nayarit por Movimiento Ciudadano, y el ex diputado poblano José Porfirio Alarcón Hernández.

Además la Comisión de Justicia aprobó como medida cautelar la suspensión de derechos a Alejandro Armenta, quien firmó el acuerdo de unidad de Andrés Manuel López Obrador el 9 de abril en la Ciudad de México.

Según El Universal, ayer fue retirado, por empleados del PRI, el retrato de Moreira Valdés que se encontraba en el Salón Presidentes de la sede nacional del partido en Insurgentes Norte.

Con información de El Universal