Ciudad de México.- Diputados del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Verde Ecologista Mexicano (PVEM), Nueva Alianza (Panal) y Encuentro Social (PES), rechazaron la noche de ayer miércoles, en la Comisión de Hacienda y Crédito Público, las reformas legales que eliminarían el llamado "gasolinazo", que entró en vigor en enero de este año y que permitiría bajar hasta 4 pesos el precio de los combustibles.

Los legisladores hicieron mayoría en la Comisión y votaron en contra de la iniciativa ciudadana que proponía modificar el impuesto a la gasolina que está previsto en la Ley del Impuesto Especial sobre la Producción y Servicios (IEPS), lo que hubiera significado una disminución en los recursos captados en la Ley de Ingresos por cerca de 160 mil millones de pesos.

El Gobierno Federal tuvo excedentes en la recaudación del IEPS, el cual, para el 2017, se calcula llegue a los 300 mil millones de pesos.

Los que sí votaron a favor fueron los diputados federales del Partido Acción Nacional (PAN) y los de Movimiento Ciudadano (MC) y de Regeneración Nacional (Morena), mientras que los del Partido de la Revolución Democrática (PRD), pese a apoyar la reforma, salieron del salón por que argumentaron no estar de acuerdo con el procedimiento legislativo seguido en la Comisión.

El dictamen se discutió por mandato del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), que obligó a la Cámara baja a discutir la iniciativa ciudadana que presentó la diputada del PRI con licencia, Ivonne Ortega Pacheco.

Y dado a que por meses la Comisión no fue convocada para discutir la eliminación del "gasolinazo", la legisladora yucateca con licencia promovió un juicio de protección de derechos en el Tribunal Electoral, el cual ordenó a las comisiones unidas de Hacienda y Presupuesto a abordar la iniciativa.

Obligada a discutir el tema, la Comisión puso a consideración de los diputados la propuesta de volver a la redacción del IEPS establecida en el 2016, la cual no tenía un impuesto adicional a los precios de la gasolina, señaló el diario Reforma, que informó del hecho.

En una discusión sobre el procedimiento, se acordó que se ponía a votación el supuesto proyecto de dictamen, el cual se discutirá después en conjunto con la Comisión de Presupuesto, a fin de cumplir con la sentencia.

"El Grupo parlamentario del PRI y sus aliados legislativos lograron frenar un proyecto que generaría un hoyo presupuestal de casi 170 mil millones de pesos, que paralizaría las finanzas públicas del país", señaló el presidente de la Comisión de Presupuesto, Jorge Estefan Chidiac.

"No había una propuesta de reducción de gasto o una alternativa de dónde obtener esa recaudación, por lo que impulsar su aprobación sería irresponsable", afirmó el legislador federal priista, quien abundó que dejar de recibir dichos recursos equivalía al presupuesto del Seguro Popular o eliminar el Programa Prospera.