México.- El Partido Revolucionario Institucional (PRI) vive sus días más oscuros.

Crisis de credibilidad, crisis política y ahora crisis económica. Trascendió que el PRI solicitará un préstamo bancario por 250 millones de pesos, ante la insuficiencia de recursos para 2019.

Esto lo dio a conocer, Enrique Burgos, presidente de la comisión de Presupuesto del Revolucionario Institucional.

Hasta ahora, dijo, el Instituto Nacional Electoral ha informado que descontará 231.3 millones de pesos, esto es, una reducción de casi el 28 por ciento de las prerrogativas.

El PRI tendrá en el año que transcurre la mitad de los recursos de 2018 y enfrenta, además, obligaciones en materia laboral de sus comités estatales.

La disponibilidad financiera del partido es actualmente de 590.6 millones de pesos “monto desde luego insuficiente para solventar los gastos para este ejercicio”.

La situación, agregó, requiere de varias acciones, entre ellas la necesidad de contratar un crédito bancario por 250 millones de pesos, aprobado por la comisión de financiamiento del Consejo Político Nacional, para complementar los recursos necesarios para financiar la operación del partido, dijo Burgos.