Guerrero.- El PRI en el Congreso local se pronunció porque no desaparezca el Fondo Minero en especial en los municipios de Guerrero y que su aplicación se realice de manera transparente y se refleje los resultados con obras de infraestructura de calidad y no en actos de corrupción.

Su eliminación -aprobado por el Senado- provocará que se regresé a la situación social y económica, en la que se encontraban los municipios de vocación minera antes de la existencia del Fondo y se cancelarán obras de infraestructura social desde plantas tratadoras de agua hasta la construcción de escuelas.

En la sesión de ayer, el diputado del PRI, Omar Jalil Flores Majul presentó un exhorto que fue turnado a comisiones en el que se pide a la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados federal que en el Presupuesto de Egresos 2020 se mantenga el Fondo Minero, en los municipios con vocación minera en México, en especial a los de Guerrero clasificados como de alta y muy alta marginación y pobreza.

En tribuna, Omar Jalil denunció que el gobierno federal pretende desaparecer el fondo y destinar los recursos a la Secretaria de Educación Pública (SEP), “según para rehabilitar escuelas en el país”.

El priista advirtió que desaparecer el Fondo Minero provocará que se regresé a la situación social y económica, en la que se encontraban los municipios de vocación minera antes de la existencia del Fondo.

Provocando efectos no deseables en las regiones de alta y muy alta marginación, además de  afectar todas las obras de infraestructura social desde plantas tratadoras de agua hasta la construcción de escuelas.

Explicó que dicho fondo en año de 2017 tuvo la recaudación de 3 mil 738 millones 951 mil 934 pesos y para ese mismo año de ese Fondo Minero especial, a Guerrero se le distribuyeron 143 mil 854 millones 312 mil pesos destinados a los municipios de Arcelia, Atenango del Río, Buenavista de Cuellar, Cocula, Eduardo Neri, La Unión de Isidoro Montes de Oca, Petatlán, Tetipac, y Tlachapa.

“Hay que evitar que desaparezca el Fondo Minero para y que aplique con transparencia y se refleje los resultados con obras de infraestructura de calidad y no en actos de corrupción o desviación de recursos, pues como se menciona los recursos ya se encuentran etiquetados presupuestalmente y se institucionalizó basado en la política de resultados”, comentó el priista.
La semana pasada en medio de fuertes discusiones en el Senado entre Morena y la oposición, se aprobó eliminar el Fondo Minero previsto en el artículo 275 de la ley para canalizar los impuestos de las mineras a los gobiernos municipales donde operan y que los usen en mejorar o reparar la infraestructura afectada por esta actividad. De acuerdo con lo aprobado por el Senado, el Fondo Minero desaparece y el recurso se reorientará a la Secretaría de Educación Pública (SEP).