#Ciencia y tecnología

Primer exoplaneta similar a la Tierra, es potencialmente habitable

Fue descubierto en 2015 y puede ser tanto un cuerpo rocoso con una amplia atmósfera como un planeta helado con una alta concentración de agua en su interior.

Por Redacción, 2019-09-11 13:55

México.-Un grupo de científicos ha detectado por primera vez vapor de agua en la atmósfera de un exoplaneta de tamaño comparable a la Tierra, lo que le convierte en “el mejor candidato hasta ahora para ser habitable”, según un estudio publicado este miércoles en la revista Nature Astronomy.

El planeta K2-18b tiene una masa ocho veces la de la Tierra y un tamaño dos veces mayor.

Fue descubierto en 2015 y puede ser tanto un cuerpo rocoso con una amplia atmósfera como un planeta helado con una alta concentración de agua en su interior.

Hasta ahora, la mayoría de los exoplanetas en los que se ha podido determinar la composición de su atmósfera eran gigantes gaseosos, debido a las dificultades que presenta la caracterización de cuerpos más pequeños.

Un equipo del University College London liderado por Angelos Tsiaras ha analizado ahora K2-18b a través de datos obtenidos por el telescopio espacial Hubble.

Los científicos han utilizado una técnica conocida como espectroscopia de tránsito, con la que se analiza la luz que se filtra a través de la atmósfera cuando el planeta pasa por delante de su estrella en busca de huellas de elementos químicos.

Con ese sistema, los investigadores han encontrado evidencias sólidas de la presencia de vapor de agua y sugieren asimismo que podría haber una importante cantidad de hidrógeno en la atmósfera.

“Este es el único planeta que conocemos por ahora fuera del sistema solar que tiene la temperatura correcta para contener agua, una atmósfera y en el que se ha detectado agua. Eso lo hace el mejor candidato hasta ahora para ser habitable”, señaló Tsiaras en una rueda de prensa.

A pesar de que la composición precisa de los gases no se ha podido determinar por ahora, los modelos elaborados por los autores indican que hasta la mitad de su atmósfera podría ser agua.

El exoplaneta estudiado órbita alrededor de una estrella enana roja, K2-18, a unos 110 años luz de distancia de la Tierra, en la constelación de Leo.

Dado el alto nivel de actividad de la estrella, los científicos creen que el planeta está expuesto a más radiación que la Tierra, por lo que puede ser un ambiente más hostil para la vida.

Los investigadores esperan que la próxima generación de telescopios espaciales, incluido el James Webb, será capaz de estudiar en más detalle este tipo de planetas pequeños.

“Durante las próximas dos décadas esperamos encontrar muchas nuevas supertierras, por lo que es probable que este sea el primer descubrimiento de muchos otros planetas potencialmente habitables”, indicó por su parte Ingo Waldmann, coautor del estudio.

#Ciencia y tecnología

Hielo marino ártico alcanzó en 2019 segundo nivel más bajo en 40 años

De acuerdo con los datos proporcionados por Haas y Spreen, el valor más bajo de hielo observado hasta el pasado 3 de septiembre fue de 3.82 millones de kilómetros cuadrados.

Por Redacción, 2019-09-15 15:15

México,(Notimex).– Al acercarse el final de la temporada de derretimiento, este septiembre, investigadores alemanes encontraron que sólo una extensión aproximada de 3.9 millones de kilómetros cuadrados en el océano Ártico está cubierta por hielo, lo que podría ser el segundo mínimo anual registrado.

Desde que comenzaron las mediciones satelitales en 1979, esta es la segunda vez que el mínimo anual de la cobertura de hielo ha caído por debajo de los 4 millones de kilómetros cuadrados, precisaron investigadores del Instituto Alfred Wegener y de la Universidad de Bremen.

Los datos satelitales muestran que entre marzo y abril pasados hubo “una disminución inusualmente grande en la extensión del hielo marino, de la cual el hielo del Ártico no pudo recuperarse”, explicaron el geofísico Christian Haas, jefe de Hielo Marino en el Instituto Alfred Wegener, y el doctor Gunnar Spreen, del Instituto de Física Ambiental, en Bremen.

Por esa razón se preveía que a mediados de agosto el derretimiento alcanzaría un récord notable. Sin embargo, desde la segunda mitad de ese mes la reducción estacional se desaceleró, superpuesta por las fluctuaciones a corto plazo, indicaron los investigadores en una declaración publicada por el instituto alemán.

De acuerdo con los datos proporcionados por Haas y Spreen, el valor más bajo de hielo observado hasta el pasado 3 de septiembre fue de 3.82 millones de kilómetros cuadrados, lo que sugiere que este año el promedio del mes podría ser inferior a 4 millones de kilómetros cuadrados.

Los investigadores advirtieron sin embargo que en las próximas semanas, el hielo retrocedería aún más, a pesar de que a principios de otoño las temperaturas del aire en el Ártico han caído por debajo del punto de congelación, ya que el calor almacenado en el agua podría continuar derritiendo la parte inferior del hielo.

Reconocieron sin embargo la posibilidad de que si las temperaturas descienden aún mucho más en los próximos días, la capa de hielo podría aumentar nuevamente.

Adelantaron que en octubre próximo analizarán los datos de todo septiembre para poder hacer una evaluación final del mínimo de hielo marino en este 2019, pero consideraron poco probable que se registre un nuevo récord absoluto, debajo de los 3.4 millones de kilómetros cuadrados cubiertos de hielo en 2012.

#Ciencia y tecnología

Deterioro de la capa de ozono, un problema latente, alerta UNAM

El CO2, uno de los principales causantes del cambio climático, no se ha encontrado una solución porque se siguen quemando combustibles fósiles de manera descontrolada.

Por Redacción, 2019-09-15 15:03

México.-El deterioro de la capa de ozono es aún un problema sin resolver, por lo que es necesario mantener la vigilancia y continuar con las acciones para su preservación, afirmó Michel Grutter de la Mora, investigador del Centro de Ciencias de la Atmósfera (CCA) de la Universidad Nacional Autónoma de México.

El universitario recordó que en 1985 científicos descubrieron que la capa de ozono tenía un agujero sobre la Antártida y emitieron una alerta mundial.

Dos años después se firmó el Protocolo de Montreal para reducir la producción y consumo de sustancias causantes de ese daño, como los clorofluorocarbonos (CFC), presentes en una amplia gama de aplicaciones industriales, aerosoles y frigoríficos.

La identificación científica del problema y el compromiso global para reparar el ozono estratosférico han demostrado que la sociedad puede actuar responsablemente, pero “no debemos relajarnos”, remarcó.

Tras reiterar la necesidad de mantener la vigilancia de los sistemas de medición atmosférica para conocer la concentración de CFC, Grutter de la Mora señaló que en la actualidad estos gases han disminuido de manera significativa, pero se sustituyeron por los hidroclorofluorocarbonos (HCFC), que aunque no deterioran el ozono, sí contribuyen al efecto invernadero y al cambio climático.

Hace unos años nos percatamos que los HCFC tienen un potencial de calentamiento global considerable, entonces supimos que el problema de la capa de ozono y el cambio climático están vinculados por ser de naturaleza atmosférica”, advirtió.

Reconoció que en cuanto al dióxido de carbono (CO2), uno de los principales causantes del cambio climático, no se ha encontrado una solución porque se siguen quemando combustibles fósiles de manera descontrolada.

Finalmente, el académico universitario insistió en la necesidad de “no bajar la guardia con la recuperación de la capa de ozono ni considerar que el problema está solucionado, pues han surgido otras situaciones como el cambio climático que se relacionan y que debemos vigilar”.

#Ciencia y tecnología

Hallan especie de cangrejo de 500 millones de antigüedad

La criatura de pesadilla tenía ojos en forma de huevo, cabeza de navaja y un escudo trasero como un blindaje.

Por Redacción, 2019-09-13 11:31

México.-Los expertos han descrito una nueva especie con 500 millones de años que fue el padre biológico de cangrejos y escorpiones.

Los investigadores descubrieron en 2012 fósiles muy bien conservados de estos pequeños depredadores de apenas el tamaño de un pulgar. La especie ha sido bautizada como Mollisonia plenovenatrix, informa un estudio publicado en Nature.

Los científicos han encontrado docenas de fósiles de esta especie en los últimos años, incluso algunos tejidos blandos que han llamado atención especial, indica Live Science.

La especie pertenece a la familia de la Chelicerata, numeroso grupo de más de 115.000 animales llamados quelicerados y en el que incluyen arañas, escorpiones y cangrejos.

La Mollisonia plenovenatrix tenía un cuerpo más ancho que otras criaturas de su mismo grupo, a las que se las conoce solo por fósiles de fragmentos de sus caparazones hallados en el estadounidense Marble Canyon, en el estado de Arizona.

Incluso el nombre ‘plena venatrix’, que le dio su descubridor, Cédric Aria, autor principal del estudio y becario postdoctoral de Geología y Paleontología en la Academia de Ciencias de China, significa ‘cazador gordo’ en latín. Se cree que fue un gran depredador. Probablemente vivió en los fondos marinos.

El propio científico describió a Mollisonia como una combinación de «temor y belleza.»