El primer presidente latino de Estados Unidos ya nació y está entre los millones de inmigrantes hispanos nacidos en este país, afirmó el congresista demócrata Luis Gutiérrez.“Uno de los jóvenes inmigrantes que ha nacido en este país va a alcanzar la presidencia y será una realidad inevitable”, vaticinó este domingo el legislador por Illinois. Gutiérrez participó la víspera en un foro de la organización local CAUSA sobre la reforma migratoria en la preparatoria Woodburn, en el estado de Oregon. Aquí el legislador con raíces puertorriqueñas señaló que la fuerza del voto latino crece cada año con un millón de nuevos votantes latinos, en un camino que avanzan a pasos sólidos como minoría. “En el 2004 dos millones de votantes latinos se sumaron, dos millones más en el 2011 y habrá dos millones más en 2016, porque cada año un millón de nuevos votantes hispanos sufragan por primera vez”, resaltó. “Tras alcanzar los 18 años al ser nacidos en este país van a demostrar la grandeza de los inmigrantes y su aportación a este país, así que estamos creciendo en presencia y poder”, agregó. Subrayó que en la actualidad “hay 48 millones de latinos que son ciudadanos que pueden votar en Estados Unidos y que no descansaremos hasta que nos respeten a todos los latinos en este país”. “Por eso si el partido Republicano no toma conciencia de nuestra comunidad inmigrante, millones harán pagar a este partido por haber castigado a nuestra comunidad”, enfatizó. Al hablar ante cientos de asistentes, Gutiérrez advirtió que como legislador latino no descansará hasta que no haya un solo inmigrante en este país con un camino a la legalización. “El presidente Obama hizo el esfuerzo de impulsar órdenes ejecutivas que podrían haber beneficiado a más de cuatro millones de inmigrantes para tener un permiso de trabajo”, dijo. “Pero sabemos que el objetivo es que todos se legalicen y tengan ese derecho a tener paz y a no ser separados de sus familias”, apuntó Gutiérrez quien encabezó eventos este fin de semana en los estados de Washington y Oregon. “Por muchos años le he venido diciendo al presidente Barack Obama que él puede parar las deportaciones y no descansaremos hasta que esto se haga realidad”, manifestó. Gutiérrez puntualizó que su lucha seguirá en favor de la reforma migratoria. “Ni estoy frustrado, ni cansado, ni desanimado todo lo contrario, tengo un compromiso con los que no tienen nadie”, finalizó.