México.- Con 14 mil 603 denuncias de homicidios dolosos, el de 2019 es el primer semestre más violento del que tenga registro el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP); junio tampoco se quedó atrás, ya que los 2 mil 560 asesinatos registrados lo convierten en el mes más sangriento de 2019.

A pesar del despliegue de elementos de la Guardia Nacional, el mes pasado las fiscalías estatales abrieron 85 carpetas de investigación al día por este delito y 3.5 cada hora en promedio.

Según el último reporte del órgano desconcentrado de la Secretaría de Gobernación, entre enero y junio de este año los asesinatos impusieron un nuevo récord para un primer semestre, superando con 618 casos el mismo periodo de 2018, que tenía esta marca.

El registro de 2019 es 4.41 por ciento mayor que el de 2018, en el que se reportaron 13 mil 985 denuncias, y 21.96 por ciento superior al primer bimestre de 2017, que alcanzó 11 mil 973 casos.

Pese a los operativos que el gobierno federal implementó para contener la violencia, las cifras de asesinatos con dolo no dan tregua en el país, ya que las carpetas de investigación consignadas en junio pasado por este ilícito se incrementaron 3.51 por ciento con respecto a mayo.

El incremento se dispara a 8 por ciento si comparamos el mes pasado con junio de 2018, en el que el SNSP contabilizó 2 mil 369 carpetas de investigación por este tipo de homicidios.

De los 2 mil 560 asesinatos reportados en junio, mil 817 de ellos (70.97 por ciento) se perpetraron con una arma de fuego, mientras que en 9.5 por ciento se utilizó una arma punzocortante.

Las entidades con más víctimas de homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes son: Colima, con 7.9; Baja California, 7.4; Chihuahua, 6.3; Sonora, 5.3; Guerrero, 4.7; Guanajuato, 4.1; Morelos, 3.9; Michoacán, 3.7; Zacatecas, 3.1, y Quintana Roo, 3.1.

Del lado contrario están Yucatán, con 0.1; Baja California Sur, 0.2; Durango, 0.4; Querétaro, 0.5; Campeche, 0.5; Aguascalientes, 0.6; Coahuila, 0.6; Chiapas, 0.9; México, 1.3, e Hidalgo, 1.3.

Dos casos que despertaron la indignación en México ocurrieron el mes pasado. Uno de ellos fue el del estudiante de la Universidad del Pedregal, Norberto Ronquillo, cuyo cuerpo fue encontrado el 10 de junio en la alcaldía Xochimilco, en Ciudad de México; el joven, de 22 años, había sido secuestrado al salir de la escuela en la colonia Coapa.

Un par de días después, las autoridades localizaron el cadáver de otro joven, Hugo Avendaño Chávez, de 29 años, en la colonia Aculco, en Iztapalapa, también en la capital.

Otro ilícito que incrementó en junio fue el feminicidio. En ese periodo de 30 días se denunciaron 77 asesinatos por razones de género, dos más que el mes anterior; esta cifra es la segunda más alta de 2019, solo por debajo de marzo.

El acumulado de estos crímenes perpetrados entre enero y junio de 2019 alcanza los 448 casos superando al primer semestre de 2018, cuando se consignaron 410 denuncias.

A diferencia de los homicidios, este delito muestra una tendencia diferente, ya que solo en 28 feminicidios se utilizó una arma de fuego en 24, una arma blanca y en el resto, otro tipo de instrumento.

Mientras que los asesinatos y feminicidios van en aumento, los secuestros mostraron una baja el mes anterior, cuando se denunciaron 87 plagios, es decir 20.18 por ciento menos que en mayo pasado.

El registro de junio es el segundo más bajo de los últimos seis meses, solo por debajo de abril, periodo en que las dependencias estatales abrieron 78 carpetas de investigación por secuestro.

Sin embargo, los 660 plagios contabilizados en los primeros seis meses de 2019 ya superan a los 649 casos del primer bimestre de 2018, lo que representa un incremento de 1.69 por ciento.

Otro delito de alto impacto que disminuyó fue la extorsión, que pasó de 695 casos en mayo a 68, en junio, es decir ocho extorsiones menos. Al igual que el secuestro, el acumulado enero-junio de 2019 es mayor al del mismo periodo de 2018, al pasar de 3 mil 49 a 4 mil 109.