México.-A diferencia de sus hermanos, la primogénita de Joaquín “El Chapo Guzmán”, Alejandrina Gisselle Guzmán Salazar, incursionó en la medicina y se licenció como cirujana, además apostó por el negocio del mundo de la moda al lanzar una línea de ropa en donde la temática principal era el rostro de su padre.

"El Chapo 701", nombre de la marca registrada por la hija del capo, es tan sólo uno de los negocios que concibió durante su carrera como empresaria. También se dedicó a la industria inmobiliaria, farmacéutica, de servicios médicos y artículos escolares y de oficina, así como de diseño de modas, en Guadalajara, Zapopan, Puerto Vallarta y Jalisco.

La firma de ropa tiene una tienda en línea de prendas y accesorios, y en el portal se indica que las marcas comerciales son propiedad de Joaquín "El Chapo" Guzmán a través de la empresa Don Archi, S.A. de C.V.

La hija mayor de exlíder del Cártel de Sinaloa egresó en 2005 de la Universidad de Guadalajara y fue socia mayoritaria de Servicios Especializados en Vacunación, Cegival, S.A. de C.V., en Puerto Vallarta, Jalisco, fundada en 2007. La empresa tenía como objetivos la comercialización de medicamentos y cosméticos, la recolección de células madre, banco de sangre y distribución de implantes y prótesis.

También, ofrecía servicios médicos y hospitalarios, de ambulancia terrestre, acuática y aérea, traslado de materiales tóxico-infecciosos y órganos vivos aptos para trasplante en seres humanos, entre muchos otros. La empresa estuvo cinco años abierta y en 2012 cerró por liquidación.

En 1990, fundó su empresa más antigua: Gissell Artículos Escolares y de Oficina, S.A. de C.V. y fue inscrita ante el registro público en la ciudad de Guadalajara hasta el año 2000.

Como su nombre lo indica, el ramo del negocio se relacionaba con la compraventa, importación y exportación de artículos escolares, de oficina y dibujo. El negocio cerró sus puertas coincidentemente en 2012.

El nombre y apodo del exlíder del Cártel de Sinaloa —según los registros del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) desde 2010— en sus modalidades de “El Chapo”, “Joaquín El Chapo Guzmán”, “El Chapo Guzmán”, “El Chapo 701”, así como la imagen del rostro y diversos logos, son propiedad de Alejandrina Gisselle.