México.-El príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed bin Salmán, ha reconocido, en un documental de la televisión estadounidense PBS, su "responsabilidad" por el asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi en octubre de 2018 en el Consulado saudí en Estambul porque el crimen sucedió bajo su "supervisión".

En el documental que la televisión pública estadounidense difundirá la semana que viene y del que ha adelantado algunos extractos, el "hombre fuerte" del régimen saudí habla sobre el asesinato del periodista crítico con el régimen saudí, un crimen que la CIA y algunos países occidentales han asegurado que habría sido ordenado por el príncipe heredero.

"Sucedió bajo mi supervisión, así que tengo toda la responsabilidad", afirma el príncipe Mohamed bin Salmán, en el documental titulado "El príncipe heredero de Arabia Saudí", que se estrenará el 1 de octubre, coincidiendo con el primer aniversario del asesinato del periodista.

Tras las primeras negativas, el régimen saudí acabó reconociendo que Khashoggi fue asesinado en el interior del Consulado saudí en Estambul por altos cargos del régimen pero negó cualquier responsabilidad del príncipe heredero y todavía no ha desvelado qué sucedió con el cuerpo del reportero.

Saud al Qahtani, un asesor real saudí del que Reuters informó que habría dado órdenes por Skypea los responsables del asesinato del periodista crítico, informó a los ejecutores de Khashoggi sobre las actividades del reportero crítico, según los fiscales del caso.

Ante la pregunta de cómo pudo haber sucedido el asesinato sin que él tuviera conocimiento, el príncipe heredero saudí responde que en el reino hay "20 millones de perrsonas" y un total de "tres millones de personas en el Gobierno".

El periodista de la PBS le pregunta entonces al príncipe Mohamed bin Salmán si los asesinos de Khashoggi pudieron haber utilizado aviones gubernamentales y el heredero responde que tiene «autoridades» investigando los hechos. «Tengo autoridades, ministros para seguir los temas y son responsables. Tienen la autoridad para hacer eso».

Arabia Saudí ha procesado a once sospechosos por el asesinato de Khashoggi en un proceso secreto aunque, por el momento, solo se han celebrado unas pocas sesiones.

Un informe de Naciones Unidasreclama que el príncipe heredero saudí sea investigado junto a otros altos cargos gubernamentales por la ejecución del periodista crítico con el régimen.