México.- La cadena productiva mexicana agave-tequila, que en el 2019 rompió registros en producción, exportación y consumo de agave hasta ser su año más exitoso, buscará repetir la fórmula este 2020 para lograr un crecimiento de al menos el 5%, dijo un representante del Consejo Regulador del Tequila (CRT).

El experto añadió que el organismo que representa quiere ser "conservador": "Sabemos que la situación económica es complicada a nivel internacional, pero nosotros vemos con buenos ojos que este año tengamos un crecimiento, siendo conservadores, quizá con el 5 % de crecimiento en producción, exportación y consumo de agave".

Muñoz Sánchez consideró que esta cifra puede ser muy buena sobre todo cuando se observan otras cadenas productivas que van a la baja en sus números, pero "afortunadamente el tequila sigue conquistando paladares y sigue con una expectativa de crecimiento".

El representante recordó que en la cadena productiva agave-tequila mexicana, un ejemplo de organización, uno de los eslabones importante es el productor de agave, quien sabe "que debe proveer una materia prima de calidad para tener un producto que esté en las mejores condiciones y mejor aceptación en el mercado hoy".

Muñoz Sánchez cree que la fama del tequila a nivel mundial es un tema multifactorial y uno de los valores que la cadena agave-tequila explota con mayor vehemencia "es el hecho de que el tequila hoy en día es la bebida alcohólica de alta graduación con mayor regulación en el mundo".

Lo que significa que la bebida mexicana, con denominación de origen, ofrece certeza al consumidor e inocuidad, es decir, que cada botella de tequila que se comercializa está garantizada que es auténtico tequila y no se engaña al consumidor.

Para el 2020, Rusia, Filipinas y Malasia son algunos de los mercados objetivo, así como seguir "velando por la calidad y autenticidad de nuestra bebida nacional en México y en el mundo", expuso el CRT en un comunicado la semana pasada.

Según los registros oficiales del Consejo Regulador del Tequila al cierre de 2019 se produjeron 351,7 millones de litros de tequila, lo que es igual a 669 litros producidos por minuto.

La cifra superó en 12% a la producción del año 2008, que se tenía registrado como el año de mayor producción de más de 312 millones de litros.

En cuanto a exportaciones, por décimo año consecutivo la agroindustria tequilera superó su propio récord alcanzando 245,8 millones de litros de tequila exportados, lo que se traduce en 467 litros por minuto. El 2019 superó en 10% al 2018 en materia de exportaciones, pues en ese año se registraron 222,7 millones de litros exportados.

Estados Unidos fue primer país receptor de la bebida con 204,4 millones de litros, es decir el 83,18% del total de litros enviados, seguido por Alemania con 2,06 %; España con 1,52%; Francia con 1,45% y Japón con 0,93%.

Para el consumo de agave, el 2019 también fue un año récord al consumirse 1,34 millones de toneladas, 2.500 kilos por minuto.

La cifra registró un aumento del 18% respecto a lo consumido en 2018, cuando se necesitaron 1,13 millones de toneladas de agave para la producción anual de tequila.

Otros logros que esta agroindustria alcanzó durante el 2019 fue que en materia de propiedad industrial obtuvo el reconocimiento como Denominación de Origen para el Tequila en 30 países (Unión Europea y sus 28 países, además de Brasil y Hong Kong), sumando un total de 51 países en los que ya se tiene protegida a la tradicional bebida mexicana.