México.-Los productos light o bajos en calorías, se han vuelto aliados para incluirlos en las dietas cuando el objetivo es bajar de peso, pero al abusar de su consumo puede traer consecuencias negativas para nuestra salud.

Su origen data de los años 80 en España, cuando la sustancia sacarina suplió al azúcar en un refresco. Esta sustitución se llevó a distintos alimentos para la comodidad de las personas diabéticas que necesitaban un balance alimenticio y para las que buscaban mantener la línea.

Pero últimamente se ha tenido un mal concepto de los alimentos light porque mucha gente piensa que no tienen calorías, pero simplemente se trata de una reducción de azúcares o grasas; aunque según los parámetros internacionales de la Unión Europea, se puede aplicar una baja de calorías a los producto hasta un 30%.

El Instituto Nacional del Cáncer en Estados Unidos (NIH por sus siglas en inglés), menciona que se realizaron estudios sobre la sacarina en ratas de laboratorio y sus resultados dieron positivo ante la aparición de cáncer de vejiga; sin embargo, los estudios en humanos dieron un resultado contrario.

Algo similar sucedió con el aspartamo y la sucralosa, otras sustancias que se utilizan para los alimentos light. Estudios, tanto en humanos como en animales de laboratorio, reflejaron que no les causaban algún tipo decáncer.

Sin embargo, un estudio realizado por Mónica Ribera, nutrióloga del Instituto Mexicano del Seguro Social, indica que el aspartamo es dañino debido a su composición que consta de ácido apático, metanol y fenilamina, las cuales pueden llegar a destruir el sistema nervioso central y causar temblores, esclerosis múltiple o pérdida de la vista.

Aunque no se ha comprobado que provoquen cáncer, sí hay estudios que avalan que el consumo en exceso en algunas personas provoca enfermedades importantes.

La experta en nutrición Fernanda Alvarado afirma que estos productos están diseñados para personas que viven con diabetes, más no con el objetivo de perder peso. También asegura que además de la relación que se le da a estos productos con el cáncer, el consumo de edulcorantes artificiales se ha relacionado con problemas metabólicos y de tiroides, tal es el caso de los edulcorantes que contienen sucralosa.

Así que ahora que sabes que estos alimentos son recomendados para las personas que padecen diabetes, es mejor no abusar de su consumo.