México, AFP.-"Unas 80 tumbas" de un cementerio judío en la localidad de Quatzenheim, este de Francia, fueron halladas profanadas este martes, anunciaron las autoridades locales, que condenaron un "acto antisemita odioso".

"Este martes 19 de febrero, unas 80 tumbas de un cementerio israelíta de Quatzenheim fueron descubiertas profanadas", indicó en un comunicado la prefectura de Bajo Rin.

La fiscalía de Estrasburgo indicó a la AFP que abrió una investigación para dar con los autores.

Según un fotógrafo de la AFP, las tumbas fueron pintadas con esvásticas nazis azules y amarillas. También se halló escrito en una sepultura "Esassisches Schwarzen Wolfe" ("Los lobos negros alsacianos"), una posible referencia a un grupo autonomista alsaciano activo en los años 70.

El prefecto de Bajo Rin, Jean-Luc Marx, citado en un comunicado, condenó "con la mayor firmeza este acto antisemita odioso y expresó su apoyo total a la comunidad judía que ha sido atacada una vez más".

"El antisemitismo socava los valores de la República que todos los franceses comparten. Ninguna violencia, odio o intolerancia debe poner en peligro la convivencia", añadió.

Las tumbas profanadas fueron halladas el mismo día en el que se prevén manifestaciones en toda Francia para denunciar el recrudecimiento de los actos antisemitas en el país tras una ola de vandalismo e insultos contra los judíos.

La fiscalía de París abrió una investigación preliminar por los insultos antisemitas de los que fue víctima el escritor y filósofo Alain Finkielkraut durante una protesta antigubernamental de los "chalecos amarillos" este fin de semana.

El ensayista fue tratado entre otras cosas de "sionista de mierda" por algunos manifestantes enardecidos que se toparon con él en una calle en pleno centro de París.

El presidente Emmanuel Macron condenó los "insultos antisemitas" a los que fue sometido Finkielkraut, que dijo son "la negación absoluta de lo que somos y lo que nos convierte en una gran nación". "No lo toleraremos", apuntó.

Unos días antes una esvástica fue pintada sobre un retrato en París de la fallecida exministra Simone Veil, sobreviviente de un campo de exterminio nazi durante la Segunda Guerra Mundial, y dos árboles que habían sido plantados en la memoria de un joven judío asesinado en 2006 fueron hallados destrozados.

Según cifras publicadas la semana pasada por el ministerio del Interior, el número de actos antisemitas se dispararon un 74% en Francia en 2018.

En total, el año pasado se registraron 541 actos antisemitas en Francia, frente a 311 en 2017.

Macron no participará en las marchas, pero su primer ministro, Edouard Philippe, sí estará presente junto a varios miembros del gobierno en una congregación en París a las 19H00 (18H00 GMT) en la céntrica plaza de la República.