Ciudad de México.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) clausuró el Proyecto denominado Carretera Riscalillo–Aeropuerto, en el municipio de Zihuatanejo de Azueta, Guerrero, por carecer de autorización en materia de impacto ambiental. Detalló que personal de la Delegación Guerrero realizó una visita de inspección a las obras y actividades de dicho proyecto, localizado en la parte alta del Desarrollo Palmas 3, Camino al Riscalillo, y encontró que carece de autorización por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat). En un comunicado puntualizó que la obra, afecta la vegetación de Selva Baja Caducifolia y especies como palo mulato, bonete, iguanero, roble, espino, cacahuananche y zazanil. Por ello, el personal de la procuraduría de protección al ambiente impuso como medida de seguridad la clausura total temporal del proyecto. Detalló que los trabajos realizados corresponden a la apertura de brecha, nivelación de superficie, relleno de escorrentías naturales pluviales, cortes y taludes, los cuales fueron efectuados con maquinaria pesada y pavimentación con material de concreto hidráulico. Ello implicó pérdida de la cobertura vegetal, al modificar la topografía original del terreno, paisaje y escurrimientos naturales, entre otros. Con información de Notimex