Notimex.- El Consorcio de la Sociedad Médica sobre Clima y Salud que agrupa a 500 mil profesionistas en Estados Unidos, envió hoy una carta al mandatario estadounidense Donald Trump, para exigirle detener la salida del Acuerdo Climático de París.

“Reincorporarse al Acuerdo Climático de París no se trata sólo de prevenir los daños devastadores para la salud que traerá el cambio climático. También se trata de aprovechar esta crisis de salud pública y convertirla en una importante oportunidad de salud pública. Las soluciones climáticas son soluciones de salud.

“Los estadounidenses a menudo son bienvenidos en el Año Nuevo al hacer resoluciones. En ese espíritu, muchos de nosotros nos comprometemos a tomar medidas para mejorar nuestra salud”, apuntó el Consorcio.

Trump reiteró en octubre pasado que su país se retirará del mecanismo, al sostener su criticado argumento de que no castigará a la población con un mal negocio que “enriquece a los contaminadores extranjeros”.

Como lo ha hecho desde el 1 de junio de 2017, cuando anunció el retiro estadounidense del pacto sobre cambio climático, el mandatario defiende su decisión de eliminar regulaciones de la industria energética y advierte que sus políticas pro combustibles fósiles han convertido a este país en una superpotencia energética.

El Acuerdo de París sobre el cambio climático, que se logró el 12 de diciembre de 2015 en la capital francesa, es un plan global de acción para limitar el calentamiento del planeta a 2°C; sin embargo la salida efectiva, podría darse hasta noviembre de este año, justo después las elecciones presidenciales.

El Consorcio puntualizó que “representan a cientos de miles de médicos, enfermeras y otros proveedores de atención médica en Estados Unidos. Estamos viendo, en este momento, los daños a nuestra salud que el calentamiento global está creando”.

Refirió que se prevén “daños a la salud mucho mayores para todos los estadounidenses, especialmente para nuestros hijos y nietos, si no nos unimos al resto del mundo para responder a la crisis climática, porque el cambio climático es una emergencia de salud pública.

“Estamos resolviendo movernos más, comer mejor y obtener más aire fresco. También estamos tratando de mejorar nuestra salud financiera, gastando más sabiamente”, apuntó el organismo en el documento.

Dijo que acelerar el inevitable progreso hacia la energía renovable y la eficiencia energética permitirá a los habitantes respirar aire más limpio y beber agua más limpia.

Además, construir comunidades y sistemas de transporte aptos para andar en bicicleta y caminar, así como construir un transporte público más asequible. “Los enfoques amigables con el clima para la agricultura, el manejo del suelo y los bosques mejorarán la calidad de nuestros alimentos, agua y aire”.

Presidente Trump, “le pedimos que tome una resolución de Año Nuevo que proteja y mejore la salud de todos los estadounidenses el próximo año y cada año venidero”, finalizó.