Chilpancingo, Guerrero.- A pesar de no contar con un puesto alto dentro del Tribunal Superior de Justicia, con uno de los salarios más altos entre los funcionarios de Guerrero, la activista y profesora, María de Lourdes Carachure, alzó la mano para buscar ser la candidata de Morena a la presidencia municipal de Acapulco.

La tarde de este miércoles, la luchadora social cumplió con los requisitos para registrarse como precandidata a la alcaldía de Acapulco por Morena, lo hizo con sencillez como corresponde a los militantes de Morena, dijo.

 

Y es que, de acuerdo a los géneros para las candidaturas en Guerrero, Morena debería postular una mujer para la alcaldía de Acapulco, sin embargo, hasta hoy sólo el nombre de la magistrada Adela Román era el único que figuraba.

"Si Morena quiere una mujer para la candidatura de Acapulco; aquí estoy, estoy alzando la mano para que se nos tome en cuenta en el proceso electoral", dijo María de Lourdes Carachure.

La precandidata, aceptó que ella en a comparación de su contrincante, no cuenta con un respaldo político de ninguna línea, y tampoco ostenta un cargo dentro de algún órgano de gobierno, por lo que su postulación es totalmente ciudadana.

"Espero que se den las condiciones para poder ser la candidata de todas las personas que están en busca del nuevo proyecto de nación, espero que seamos congruentes", dijo la ya precandidata.

Finalmente, la activista coincidió en la necesidad de un verdadero cambio para el municipio de Acapulco, y reiteró el llamado a la militancia y autoridades del partido para respetar los ideales de Morena.