México.- A través del programa Crédito a la Palabra, enfocado en el sector informal, se han entregado 508 mil microfinanciamientos por un total de 12 mil 712 millones de pesos, pero el objetivo era entregar 25 mil millones de pesos a un millón de beneficiarios, con lo que el apoyo quedó a la mitad.

La secretaria de Economía, Graciela Márquez, dijo que en los próximos días arrancará una nueva etapa de este tipo de beneficios, con microcréditos para taxistas, tianguistas, meseros y camareros, cuya dispersión de recursos estará a cargo del Bando del Bienestar.

En tanto, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) aprobó 13 mil 243 créditos de 25 mil pesos a empleadas del hogar y trabajadores independientes, 28 por ciento del potencial del programa, que era de alrededor de 46 mil apoyos.

La directora de Incorporación y Recaudación del IMSS, Norma Gabriela López, informó que nueve mil 510 microcréditos fueron para trabajadores independientes y tres mil 733 para empleadas domésticas registradas ante el instituto.

Este lunes a media noche terminará el plazo para que este tipo de trabajadores formales puedan solicitar un apoyo financiero para afrontar los efectos económicos del Covid-19.

El IMSS aprobó 191 mil microcréditos a empresas que no despidieron a ningún trabajador durante los primeros tres meses del año. Ese programa también se quedó corto, dado que el universo era de más de 600 mil compañías.

La funcionaria informó que en total, tomando en cuenta créditos a personas y empresas, el programa Crédito Solidario ha entregado 4 mil 700 millones de pesos.

 

Con información de La Jornada.