Guerrero.- En medio de las protestas de organizaciones campesinas y productores del campo, el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, lanzó un reclamo y afirmó que "el programa no se puede mejorar con un machete".

Entrevistado luego de un evento en Chilpancingo, el mandatario coincidió en que todos quieren que el programa de fertilizante gratuito sea mejor, más transparente y demás, sin embargo consideró que eso no se realiza de manera correcta.

"El programa no puede mejorar con un machete, a machetazos no se puede mejorar el programa, todos queremos que mejore, pero no sé puede mejorar con un machete", señaló Astudillo Flores.

El gobierno federal señaló, semanas atrás, que nunca se encontraron a más de 70 mil productores que año con año recibían fertilizante gratuito por parte del gobierno estatal, además de que encontraron la venta de ese insumo por parte de ayuntamientos y otras anomalías.

Ha sido el tema del retraso de la entrega de fertilizante, el que ha provocado una serie de movilizaciones por parte de campesinos y organizaciones clientelares -mayormente ligadas al PRI-, entre ellas la retención de un funcionario federal en la región Montaña.

Al respecto, el gobernador dio a conocer que este lunes se llevarán a cabo nuevos intentos de diálogos por parte de las autoridades, para pedir la liberación del delegado regional de la Montaña, Julio Lázaro Bazán, quien lleva 4 días retenido por campesinos en Tlatlauquitepec, municipio de Atlixtac.

"Ayer hubo intento por liberar a la persona que está retenida en Tlatlauquitepec pero hubo división de opiniones entre los líderes del movimiento".

"En una hora iniciará el acercamiento allá, yo soy el responsable de coordinar los trabajos para que esto se resuelva (...) Y con limitaciones porque no está en mí resolver el conflicto como quisiera".

Entre otros temas, Astudillo Flores habló sobre los policías municipales de Taxco de Alarcón, que decidieron no salir hasta que se les devuelvan las armas, y destacó que ha girado instrucciones al secretario de Seguridad Pública para que a los agentes certificados se le devuelvan las armas.