Guerrero.- El titular de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), Víctor Villalobos Arámbula, dio a conocer que en 24 años de funcionamiento del Programa de Fertilizante en la entidad no ha logrado su principal objetivo de incrementar la productividad del campo.

Después de diversos señalamientos de organizaciones campesinas, Villalobos Arámbula, encabezó junto con el coordinador del programa, Jorge Gage Francois, y el delegado del gobierno federal en Guerrero, Pablo Amílcar Sandoval, una conferencia especial para hablar del tema.

El funcionario informó que este lunes 3 de junio se inició la entrega formal de las primeras 2 mil 300 toneladas de insumos a campesinos de la región Norte, Tierra Caliente y Montaña de Guerrero, las cuales se han fijado como zonas prioritarias por la federación.

Explicó que desde hace 24 años el gobierno estatal gastaba alrededor de mil 300 millones de pesos anuales, sin embargo, la nueva administración federal logró reducir en un 30 por ciento el gasto erogado, sin reducir el número de beneficiarios.

Villalobos Arámbula refirió que el programa piloto ha presentado retos respecto a su implementación, la cual no ha estado exenta de problemas generados en ciertas regiones para evitar su distribución a partir de lesionar “intereses” arraigados históricamente.

En su trayecto de distribución las unidades transportadoras son acompañadas por elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional ante las amenazas relacionadas con el presunto rapto de vehículos.

El coordinador del programa, Jorge Gage Francois, señaló que en la primera etapa de entrega a los beneficiarios se utiliza un padrón de 41 mil productores, de un total de 90 mil que estarían recibiendo los insumos.

Explicó que el problema que está enfrentando la coordinación es determinar el número exacto de hectáreas en el estado destinadas a la siembra de cultivos, dado que en estimaciones serian alrededor de 450 mil, sin embargo, las solicitudes de quienes buscan ser beneficiarios suman las 885 mil hectáreas.