Pekín, (EFE).- La provincia central china de Shanxi anunció hoy la prohibición de comprar, vender y utilizar camarón (gamba) blanco procedente de Ecuador tras los casos en los que se han detectado coronavirus SARS-CoV-2, causantes de la COVID-19, en paquetes de estos productos congelados.

En un comunicado publicado en su cuenta oficial de Weibo -el Twitter chino-, el Gobierno Popular de Shanxi anunció esta medida, que también incluye la orden de retirar todo el camarón blanco ecuatoriano que estaba disponible para su venta en esta región.

El breve documento incluye declaraciones del director del Departamento de Neumología y Cuidados Intensivos del Hospital Occidental de China de la Universidad de Sichuan, Liang Zongan, que explica que la situación se debe a que el coronavirus sobrevive más fácilmente en productos congelados.

“Los mariscos congelados se almacenan en entornos de baja temperatura, y cuanto más baja es la temperatura en el entorno más tiempo sobrevive el virus, por lo que es fácil encontrar coronavirus en productos de marisco congelado o en sus paquetes”, apuntó el experto.

Eso sí, Liang matizó que, por ahora, todas las muestras que han dado positivo por SARS-CoV-2 han sido en el empaquetado exterior de productos congelados.

Posibilidad de transmición

“El virus no se ha detectado en el marisco congelado, por lo que la probabilidad de que la propia comida esté contaminada por el virus es muy pequeña, lo que también muestra que la posibilidad de que se transmita el virus a través de la comida es pequeña”, indicó.

El Gobierno de Shanxi también recuerda que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), no hay pruebas de que el coronavirus se contagie a través de la comida y que, en cualquier caso, se podría acabar con el agente infeccioso al cocinarla.

En los últimos meses, en diversos lugares de China se han detectado trazas de coronavirus en paquetes de mariscos, pescados o pollos congelados, la mayoría provenientes de Latinoamérica.

El pasado 10 de julio se descubrieron trazas de coronavirus en el empaquetado exterior de camarones blancos ecuatorianos de tres empresas de ese país: Industrial Pesquera Santa Priscila, Empacreci y Edpacif, por lo que suspendió temporalmente sus importaciones y ordenó la retirada de todos los paquetes de este tipo llegados desde el 12 de marzo.

No obstante, las dos primeras ya recibieron autorización de las autoridades chinas para retomar sus ventas al país asiático tras mejorar sus protocolos de control.

Tras la polémica surgida a principios del mes pasado, el Gobierno ecuatoriano puso en duda que el coronavirus hubiera podido sobrevivir en paquetes de camarón blanco congelado que habían viajado 50 días a veinte grados bajo cero, y consideró que las muestras de material genético del SARS-CoV-2 halladas no generaban peligro alguno de propagación del agente infeccioso.