México.- Según datos de la industria del plástico, del universo de residuos de este material que se generan en la Ciudad de México solo el tres por ciento corresponde a las bolsas, y más de la mitad de la población las reutiliza para contener residuos u otros objetos.

No obstante, las Reformas al Reglamento y Ley de Residuos Sólidos del Distrito Federal (sic) que prohibieron la comercialización, distribución y entrega de bolsas de plástico en la capital ha impactado a 141 empresas y a sus poco más de ocho mil trabajadores, de acuerdo con la Asociación Nacional de Industrias del Plástico.

Empresas de este ramo han expresado su interés en crear soluciones junto con las autoridades, así como han desarrollado nuevos productos y actualmente reciclan entre el nueve y el doce por ciento de las bolsas que circulan en el mercado.

Al respecto, Mariana Albarrán, gerente de sustentabilidad de Braskem Idesa, reiteró el compromiso de la compañía mexicana por colaborar con la autoridad para generar un nuevo modelo donde se le ve circularidad a este tipo de materiales.

“No nos estamos negando a la transición, pero queremos que esa transición sea ordenada y con tiempo para evitar y disminuir impactos que una prohibición como la que está entrando sucediera. Con una política tendiente a la economía circular se puede llegar a tasas de reciclaje de bolsas del 30 al 40 por ciento”, indicó.

Consideró que la prohibición de las bolsas no representa una solución e hizo un llamado a ser tomados en cuenta para contar con una legislación que fomente el hábito de la reutilización y tienda hacia la generación de una economía circular.

Actualmente, está permitidas las bolsas compostables, las que sean indispensables para el traslado de elementos de salud, alimentos o por motivos de inocuidad y aquellos que sean reutilizables.

En tanto, aun no se dan a conocer las directrices -Norma ambiental- que deben seguir los fabricantes de las bolsas para que éstas puedan entrar en alguna de las categorías.

“El diálogo es tendiente a generar propuestas encaminadas a la recuperación de este tipo de materiales, a repensar los productos y en este caso las bolsas que se ponen en el mercado”, concluyó.