El presidente de la Asociación de Homosexuales y Lesbianas del Estado de Guerrero, Alberto Mogollón Serna acusó a los representantes de la iglesia católica en la entidad de promover un discurso de odio y discriminación contra las minorías sexuales.

Asimismo, denunciaron que desde 2015 se han registrado 15 asesinatos en contra de integrantes de la comunidad lésbico-gay.

Mogollón Serna ironizó que representantes de la iglesia como el padre Marcial Maciel y Joseph Alois Ratzinger – que aún no ha muerto - “han ido al cielo, donde hay pedófilos y violadores”.

Dijo que a los homosexuales no les interesa ese cielo donde, agregó, “tiene reservado un boleto VIP” el arzobispo de Acapulco, Carlos Garfias Merlos.

Durante una conferencia de prensa, en un restaurante de Acapulco, llamó a la Secretaría de Gobernación a que obligue a la iglesia y a las asociaciones civiles a que cumplan con las leyes para prevenir la discriminación.

Recordó que muchos de estos convenios en contra de la discriminación y la homofobia han sido firmados por México en tratados internacionales.

Asimismo, llamó a que se apliquen las sanciones establecidas en Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público, y que se respeten las garantías establecidas en la Constitución Mexicana.

En tanto, el abogado de la Asociación, José Alberto García Pineda mencionó que están en proceso de que se aplique y se apruebe la reforma al Código Civil que legalice los matrimonios entre personas del mismo sexo.

Dijo que ya obtuvieron el primer amparo del juez octavo de distrito, para que se respeten las bodas entre homosexuales que ya se han realizado y afirmó que sólo faltan cinco amparos en espera de que un juez los apruebe.

Respecto a los asesinatos, el abogado dijo que se pondrán en contacto con el fiscal general de Guerrero, Javier Olea Peláez para que investigue casos sucedidos en Tecpan de Galeana, San Marcos y Acapulco; “para que no queden impunes y no le sigan dándole el carpetazo, como lo que ha pasado con los demás casos”.