México.- La senadora de Morena María Luévano Cantú presentó este lunes una iniciativa para obligar a supermercados, gasolineras, bares y restaurantes a ofrecer un salario fijo a ‘cerillos’, meseros y despachadores de combustible, empleados cuyo único ingreso son las propinas que reciben.

La propuesta consiste en reformar la Ley General del Trabajo para sancionar a los dueños de establecimientos que retienen las propinas que reciben los trabajadores.

“Se trata de evitar el abuso que cometen grandes cadenas comerciales del país con adultos mayores, adolescentes y niños que trabajan de manera gratuita en los establecimientos”, indica la senadora mediante un comunicado.

Agrega que los empacadores de tiendas de autoservicio, conocidos como ‘cerillos’, meseros y despachadores de gasolina, son contratados sin salario ni prestaciones. “Al final del día sobreviven con las propinas que amablemente les otorgan los clientes”, agrega.

La senadora considera que todo trabajador debe recibir un salario base que no puede ser inferior al mínimo y en ninguna circunstancia se puede pagar mediante comisiones o propinas, ya que estas deben únicamente servir para aumentar el sueldo base pero nunca para cubrirlo.

La iniciativa fue turnada a comisiones de Trabajo y Previsión Social y de Estudios Legislativos.