El Senado de Arizona aprobó una iniciativa de ley que despoja a los indocumentados que delinquen de sus derechos a la libertad condicional, a la suspensión o conmutación de la pena o a la liberación bajo cualquier condición.

La iniciativa SB 1377 incluye también una disposición que obligaría a los jueces y las cortes de Arizona imponer la sentencia máxima autorizada para los indocumentados que cometan un delito menor.

La propuesta de ley establece además que si una persona indocumentada comete un crimen y sale luego del país, el tiempo de prescripción del delito se prolongue, en consideración al tiempo que la persona permaneció fuera de Estados Unidos.

La iniciativa fue interpuesta por el senador republicano Steve Smith y denominada como "Ley de Grant", en honor a Grant Ronnebeck, un empleado de una tienda de conveniencia en Mesa, Arizona, que fue asesinado de un balazo en enero de 2015, durante un robo.

Según la policía, el hombre que disparó y mato a Ronnebeck era un indocumentado que había sido sentenciado por robo con fuerza en 2012 y fue puesto en libertad condicional.

Smith, el autor de la propuesta, explicó que su iniciativa esta orientada a asegurar que las personas que ya violaron las leyes de inmigración sean debidamente sancionadas si violan las leyes de Arizona.

La propuesta de ley fue aprobada la noche del lunes al tiempo que otras dos iniciativas orientadas a desalentar la inmigración ilegal a la entidad, fueron sorpresivamente rechazadas por los senadores estatales.

El senado votó en contra de una legislación que habría prohibido a la tesorería estatal transferir dinero o conceder ayuda financiera a cualquier municipio o comunidad que adoptara medidas de “ciudades santuario”, al prohibir a sus policías cuestionar a las personas sobre su estatus migratorio o reportar indocumentados a las autoridades.

La decisión se produjo a pesar de una petición de último minuto del presidente del Senado, Andy Biggs, de que debería exigirse a los gobiernos locales cumplir con las leyes y políticas promulgadas por el Poder Legislativo.

Los senadores estatales también votaron en contra de una propuesta de ley que pretendía impedir a las ciudades y condados el emitir tarjetas de identificación, a menos que los solicitantes pudieran mostrar ciertos documentos de identificación, que en general no están disponibles para los inmigrantes indocumentados.

Sin embargo, las dos iniciativas rechazadas aun pudieran ser resucitadas, si son anexadas como enmiendas a otras propuestas.

Notimex